Figura, tropo, sentido recto y sentido figurado: algunas observaciones


Las nociones comunes de figura, tropo, sentido recto y sentido figurado provienen, en última instancia, de un contexto histórico determinado: el de la transición entre el periodo arcaico y el clásico de la antigua Grecia, hacia el siglo VI antes de Cristo. Entre los muchos cambios acontecidos en esa coyuntura, el que nos importa ahora es el de la pérdida de autoridad y credibilidad del mito, la cual desembocó en el nacimiento de la retórica y de la filosofía; disciplinas que, a su vez, criticaron la veracidad y el valor moral y didáctico de los mitos (Marcel Detienne examina esto con profundidad en Los maestros de verdad en la Grecia arcaica, México, Sexto Piso, 2004; la española Taurus lo ha publicado también).

Dicho con brevedad, pero también simplificando excesivamente, los sofistas y filósofos de la época hallan que los mitos, tal como los transmiten los poetas, contienen demasiadas enseñanzas absurdas y atribuyen actos inmorales a los dioses; recordemos el sarcasmo del filósofo Jenófanes: los caballos, si tuvieran dioses, les atribuirían forma de caballo; pensemos también en la famosa expulsión de los poetas en la República de Platón.

Esta crítica termina afectando la consideración del lenguaje poético, el de los aedos que difundían los mitos: a los ojos del griego ilustrado, deja de ser una palabra poderosa que -como la de los dioses y la de los reyes- causa la realidad de lo que afirma. Se convierte en un lenguaje exagerado, desviado. Para los sofistas, el lenguaje de la ciudad, el que es común a todos, es el que se acerca directamente a la cosas: el lenguaje recto, con un sentido recto.

Por su parte, los filósofos, padres del pensamiento crítico, le niegan ese valor también al lenguaje de la ciudad: éste no expresa lo verdadero, sino lo que parece verdadero, lo verosímil; el lenguaje y el sentido rectos (veraces y justos) sólo pueden ser alcanzados por medio del pensamiento racional. A pesar de sus diferencias, los esfuerzos de los filósofos y de los sofistas (antepasados de los retóricos) coinciden en un mismo resultado: las expresiones de la poesía no son rectas, sino que sus autores las han forzado a adoptar formas desviadas, a hacer figuras.

“¿Por qué hicieron esto los poetas?”, se habrán preguntado la sofística y la filosofía. Debemos recordar que, en los primeros siglos de la civilización griega, como en última instancia en toda cultura cercana a los orígenes, lo que llamamos “poesía” es también religión, ideología, educación… Es, en última instancia, la expresión del consenso social. La poesía es lo que persuade a la gente para que se mantenga junta y obedezca a sus caudillos y a sus tradiciones. Entonces -razonaron sofistas y filósofos- el lenguaje de la poesía se desviaba del camino recto hacia las cosas para poder influir en el corazón y en los actos de la gente. Es decir, el poeta obligaba a las palabras a adoptar figuras, no para hablar de la realidad como es, sino para hacer que el pueblo viera a la realidad de una manera determinada, acorde a los fines de quienes emiten el discurso, para persuadir al pueblo.

Después de eso, se comprende que la crítica de Platón a los poetas se expresara en términos muy parecidos a los de su ataque a los retóricos; y también que estos últimos se dedicaran a examinar y analizar el lenguaje poético desde un ángulo externo, pragmático y más bien cínico (dicho sea con perdón de los filósofos cínicos).

Ésta es, pues, la herencia ideológica con la que trabajamos los que debemos emplear las nociones de la retórica, los que trabajamos con los conceptos de tropo y de figura.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: