Manuel Carpio: “Las troyanas”


Andromache

Andromache (Photo credit: Stifts- och landsbiblioteket i Skara)

Fue tomada a traición Troya inocente;
murió el rey con la flor de sus troyanos,
y con sangre mancháronse inhumanos
los griegos, de los pies hasta la frente.

Entre el lloro y los gritos de la gente
al fin quemaron enemigas manos
muros y templos y los dioses vanos,
las torres y el alcázar eminente.

Mas la reina y sus fieles compañeras,
esclavas de señores arrogantes,
fueron a dar a tierras extranjeras;

Y a orillas de los mares resonantes
sentábanse a llorar las prisioneras,
vueltos a Ilión los pálidos semblantes.

El médico Manuel Carpio (1791-1860) es un personaje fundamental para la historia de su profesión y ciencia en mi país, México. También es uno de nuestros principales poetas neoclásicos. Transcribo este soneto de la antología de poesía decimonónica preparada por José Emilio Pacheco. Sobre el poema, anota Pacheco: “El destino de Hécuba, Casandra y Andrómaca en medio de la ruina de Troya inspiró la tragedia homónima de Eurípides estrenada en 415 a.C. Jean-Paul Sartre hizo una adaptación en 1965 de esta obra, la tragedia pacifista por excelencia”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: