Ésta es la isla…


Ésta es la isla a donde llegan los mensajes de todos los náufragos del océano. Aquí se varan las botellas, se cubren de arena y retardan el contacto del papel con la sal y la humedad, sin impedirlo. Aquí se añejan sus cartas: se vuelven epístolas; el paso del tiempo hace arcaizantes las peticiones de auxilio, enreda las precisas coordenadas de islotes y da una poética extravagancia a la prosa de los marineros.

A veces llega alguien a estas playas. Fatalmente se ocupa del epistolario y, después de leer un poco, se pregunta por la especie de literato que jugó así, componiendo en un estilo que sofoca la utilidad pretendida.

Pero lo normal es que los papeles se conviertan en un leve polvo amarillo, que el viento podría descifrar si las botellas se abrieran.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: