Elemental


Elemental es el nombre.

Tengo los ojos en las manos, y el sueño es pájaro que habita en el pecho, y abrió los ojos y vuela. Si la noche mostrara su corazón, cuántos niños alumbrasen los días:

niños con noche en los ojos, niños con la mano en el polvo, sueño en las bocas para raíz del árbol.

El ángel desciende. Con la espada traza un rostro en la tierra; una voz desciende a colmar el oído y rebosar en la bocas, resuena en los párpados. Porque tú miras con ojos que son palabras, y tú tienes un pulso de yerba en el cuello.

Cuántas voces trae la noche de mares altísimos: un mar más allá de la noche, otro mar más allá que la altura, un trashondo del que vuelven los ecos.

La luz hormiguea sobre el ceño y eleva torres de miel, agota las sombras y torna a yacer a la grieta que se abre entre la noche y el día.

Si el sueño nombrara, cómo tendrías escrita la frente.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: