De “Comentarios sobre La rama dorada” de Wittgenstein


¿No es acaso como cuando veo unas ruinas y digo: Esto debe haber sido alguna vez una casa, pues nadie colocaría de tal manera un montón de piedras talladas e irregulares? Y si me preguntaran: ¿Cómo lo sabes?, yo sólo podría responder: Es lo que me ha enseñado mi experiencia con los seres humanos. Pues incluso allí donde realmente se construye ruinas, se les da la forma de casas derruidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: