Archive for noviembre, 2013

18 noviembre, 2013

Don Quijote sobre la diferencia entre la poesía petrarquista y la cancioneril


Porque quiero que sepas, Sancho, que todos o los más caballeros andantes de la edad pasada eran grandes trovadores y grandes músicos, que estas dos habilidades, o gracias, por mejor decir, son anexas a los enamorados andantes. Verdad es que las coplas de los pasados caballeros tienen más de espíritu (1) que de primor (2).

Don Quijote de la Mancha, I, xxiii.

1. Espíritu: Significa también vivacidad, prontitud y viveza en concebir, discurrir y obrar: y así del que es ingenioso y descubre viveza en sus dichos y acciones, se dice que tiene o descubre espíritu. Diccionario de Autoridades, 1732.

2. Primor: Destreza, habilidad, esmero o excelencia en hacer o decir alguna cosa. Diccionario de Autoridades, 1732.

18 noviembre, 2013

Cómo era un cancionero petrarquista (la libreta de Cardenio)


Andrea del Sarto 014

Y hojeando casi todo el librillo, halló otros versos y cartas, que algunos pudo leer y otros no; pero lo que todos contenían eran quejas, lamentos, desconfianzas, sabores y sinsabores, favores y desdenes, solenizados los unos y llorados los otros.

Angelo Bronzino 044

Angelo Bronzino 044 (Photo credit: Wikipedia)

Don Quijote de la Mancha, I, xxiii.

17 noviembre, 2013

Transferencia de energía de la Naturaleza a la sociedad: límites


  • El “desarrollo” de una civilización consiste en una creciente transferencia de materia y energía: de los procesos naturales a los procesos sociales.
  • Pero esto tiene un límite, porque la Naturaleza tiene capacidades de equilibrio dinámico ausentes en los procesos sociales.
    • Por un lado, hay muchos desechos de materia y energía que no podemos reabsorber y se acumulan constantemente.
    • Además, ello produce alteraciones de los procesos naturales que terminan afectando negativamente a los procesos humanos.
  • No podemos crecer indefinidamente porque no podemos convertir todos los procesos naturales en procesos sociales hasta llegar al punto de que todos los procesos sean sociales. En algún punto, el daño que una sociedad inflige a los procesos naturales se revierte hacia ella y la destruye.

15 noviembre, 2013

Cristianismo, sacrificio del intelecto y mentalidad barroca: Nietzsche sobre Pascal


Capricho nº 66: Allá va eso de Goya, serie Los...

Capricho nº 66: Allá va eso de Goya, serie Los Caprichos (Photo credit: Wikipedia)

Aquella fe de Pascal que se parece de manera horrible a un continuo suicidio de la razón, —de una razón tenaz, longeva, parecida a un gusano, que no se deja matar de una sola vez y con un solo golpe.

Blaise Pascal first explained his wager in Pen...

Blaise Pascal first explained his wager in Pensées (1669) (Photo credit: Wikipedia)

Más allá del bien y del mal. III (“El ser religioso”), 46. T. Andrés Sánchez Pascual. Alianza Editorial, 1997.

7 noviembre, 2013

Cómo trata un verdadero novelista con las convenciones literarias


Detail of mice-mounted dueling knights from lo...

Detail of mice-mounted dueling knights from lower part of Plate I of Gustave Doré’s illustrations to Miguel de Cervantes’ Don Quixote. From Chapter I. (Photo credit: Wikipedia)

Una vez establecida esa firme base [ver Don Quijote, sujeto que se construye a sí mismo], los contenidos de las acciones corrieron a cargo de la literatura vigente, usada no como un archivo de modelos típicos, sino como medio o combustible, como materia incitante. El Quijote se pronunció rebeldemente contra la sociedad de su tiempo y contra su literatura. Las figuras podrán ajustarse a un perfil literariamente habitual (caballero, ventero, pastor…), pero sus iniciativas no serán ya típicas, pues surgen y se trenzan en conexión con unas circunstancias activamente reales.

 

Américo Castro, Cervantes y los casticismos españoles, p.107.

 

7 noviembre, 2013

El lugar de la mujer según el régimen franquista


Si logran resistirlo… se van a divertir mucho, en especial las lectoras. Yo no soy el autor de la presentación; hace tiempo que me la reevió una muy querida amiga.
 

Joyasdelfranquismo1

7 noviembre, 2013

Don Quijote, sujeto que se construye a sí mismo


The first ascent of the Matterhorn by Gustave Doré

El Quijote, por vez primera, plantea y desarrolla el problema del hacerse de la personalidad en un simultáneo dentro y fuera de sí mismo. En el Guzmán (I, ii. i) se decía: “Qué fácil es todo al que piensa, qué dificultoso al que obra”. Lo tan bien dispuesto “de noche a oscuras con el almohada” resulta ser a la mañana “engaño de la imaginación, todo cisco y carbón como tesoro de duende”. El problema en el Quijote no es el de si es o no fácil lograr lo que se desea, sino si la persona puede llegar a ser quien quiere, debe y merece ser “en estos nuestros detestables siglos”. Se trata de ser yo, no de poseer tesoros.

[…] El único Señor […] que era leal con sus súbditos […] era el Señor de los cielos. Cervantes se sabía bien esa lección, pero no encontraba la Ciudad de Dios adecuadamente reflejada en la realidad espiritual de cada día. No teniendo vocación de místico, se construyó imaginativamente una disposición en que se expresara el proceso penoso y conflictivo de quien aspira a ser persona, e identifica la conciencia de personalidad con la pretensión de realizar el bien en un mundo malignamente dispuesto. […] Cervantes elevó su obra hasta una altura en la cual se olvida el tocino y la hidalguía, y adquiere universal dimensión el problema de existir y de hacerse la persona, simultáneamente, en la región donde Teresa la Santa se buceaba en su propia alma, […] y en el ámbito sin límites del mundo en torno a cada ser humano. Un enfoque de la vida en esa doble dirección nunca antes había sido intentado -existir de veras y a la vez dentro y fuera de uno mismo.

Disaster strikes just after the first ascent o...

Américo Castro: “El Quijote como novela de nueva forma”, en Cervantes y los casticismo españoles, Alianza Editorial, 1974, p.106.

5 noviembre, 2013

Poetas españoles del Medio Siglo: una pequeña muestra


Català: Interior del pati de taller de la impr...

Català: Interior del pati de taller de la impremta I.G. Seix Barral (Photo credit: Wikipedia)

Abajo de la imagen, vínculo para abrir un pdf.

mediomedio_siglo

3 noviembre, 2013

Nietzsche: “¿Cómo una cosa podría surgir de su antítesis…?”


English: Values Español: Valor

English: Values Español: Valor (Photo credit: Wikipedia)

“¿Cómo una cosa podría surgir de su antítesis? ¿Por ejemplo la verdad del error? ¿O la voluntad de verdad, de la voluntad de engaño? ¿O la acción desinteresada, del egoísmo? ¿O la pura y solar contemplación del sabio, de la concupiscencia? Semejante génesis es imposible; las cosas de valor sumo es preciso que tengan otro origen, un origen propio, -¡no son derivables de este mundo pasajero, seductor, engañador, mezquino […]! Antes bien, en el seno del ser, en lo no pasajero, en el Dios oculto, en la ‘cosa en sí’ -¡ahí es donde tiene que estar su fundamento, y en ninguna otra parte!” Este modo de juzgar constituye el prejuicio típico por el cual resultan reconocibles los metafísicos de todos los tiempos; esta especie de valoraciones se encuentra en el trasfondo de todos sus procedimientos lógicos; partiendo de este “creer” suyo se esfuerzan por obtener su “saber” […]. La creencia básica de los metafísicos es la creencia en las antítesis de los valores. Ni siquiera a los más previsores de entre ellos se les ocurrió dudar ya aquí en el umbral, donde más necesario era hacerlo […]. Pues, en efecto, es lícito poner en duda, en primer término, que existan en absoluto antítesis, y, en segundo término, que esas populares valoraciones y antítesis de valores […] sean algo más que estimaciones superficiales, sean algo más que perspectivas provisionales […] (I,2, p.23-24).

Más allá del bien y del mal. T. Andrés Sánchez Pascual. Alianza Editorial, 1997.

Etiquetas: ,
3 noviembre, 2013

Nobleza, honra y opinión social


Pese a su título nobiliario, [un aristócrata] sólo pertenece de facto a la respectiva “buena sociedad” en tanto los otros […] lo consideran miembro. […] Una expresión significativa de esta importancia y de esta función de la opinión social en toda “buena sociedad”  es el concepto del “honor” y sus derivados […]. Originariamente el honor constituía la expresión de la pertenencia a la sociedad aristocrática. Uno conservaba su honor mientras continuaba siendo miembro, tanto según la “opinión” de la respectiva sociedad, como, en consecuencia, ante su propia consciencia. Perder el honor significaba perder la pertenencia a esa “buena sociedad”. Y uno la perdía mediante la sentencia de la opinión social de estos círculos […]. Éstos juzgaban en el sentido de un específico ethos aristocrático en cuyo centro estaba la conservación de todo aquello que, según la tradición, servía al distanciamiento de las capas de inferior rango y, por consiguiente, de la existencia aristocrática como un valor propio.
Si tal “buena sociedad” denegaba a un miembro el reconocimiento de su pertenencia, éste perdía, entonces, su “honor” y, por tanto, una parte constituyente de su propia identidad personal. De hecho, con bastante frecuencia, un noble empeñaba su vida por su “honor”; prefería perder su vida que la pertenencia a su sociedad.

Norbert Elias, La sociedad cortesana. T. Guillermo Hirata. México: FCE, 1982, p.129-130.