El arquitecto de su propio destino


Después de mucho intentarlo, Dédalo sabe que nunca podrá salir del laberinto, que el laberinto irá donde va Dédalo; que el laberinto es Dédalo. —Sabe que sólo hay una manera de escapar; sabe que solamente Ícaro escapó.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: