¿Literatura francesa de la Edad de Piedra?


By Didier Descouens (Own work) [CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)%5D, via Wikimedia Commons

Mas d’Azil “es una cueva transversal muy grande, excavada por el río Arize en el macizo de Plantaurel (Pirineos de Ariège, Francia)” (Wikipedia, claro). Ocupada desde muy antiguo por animales y seres humanos, son de especial interés sus restos de entre el 9600 y el 8500 a.C. Junto con otros descubrimientos, Edouard Piette —de profesión jurista, pero clásico de la arqueología— halló en 1887 unos guijarros, o piedritas (con mexicano y cariñoso diminutivo) pintadas con pequeñas manchas de colores. Steven Mithen, en After the Ice (Harvard UP, 2004, p.144-145), dice de ellas (t. mía):

En 1887, la autenticidad de las piedritas pintadas fue cuestionada por el establishment académico. Para esa fecha, el único ejemplo conocido de arte prehistórico temprano eran las pinturas de la cueva de Altamira, descubierta en 1879. La mayoría de los arqueólogos franceses se opnían con virulencia a la idea de que semejantes pinturas pudieran haber sido hechas por cazadores-recolectores […] —salvajes.

instantánea1

[…] Desde las excavaciones de Piette […], se han hallado más de 1500 piedritas pintadas, en tanto que se conoce al menos otras 500 de otros sitios en Francia, España e Italia. Aunque puedan carecer de la belleza del arte de la Edad del Hielo, cada uno de sus fragmentos posee tanto misterio como éste, y quizá más. […] Un estudio del arqueólogo francés Claude Couraud ha mostrado que probablemente las manchas de pintura, en vez de haber sido aplicadas al azar, constituían más bien un código simbólico: las piedritas fueron escogidas de formas y tamaños específicos; se tuvo preferencia por determinadas cantidades y formas de ciertos motivos. Couraud ha identificado 16 signos diferentes; pero de las 246 combinaciones binarias posibles, sólo 41 fueron usadas. 85 por ciento de los guijarros presentan de una a cuatro manchas, y 44 por ciento, un par de manchas. En cuanto a números más elevados, parece haberse preferido del 21 al 29. Couraud sugiere que estos números pueden referirse a fases lunares, pero ni él ni otros arqueólogos han sido capaces de leer los mensajes en las piedritas pintadas de Mas d’Azil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: