Para la necrología de un país


Hubo una vez un país llamado México. Sobre un terreno sustentado en dos capas geológico-etnológicas llamadas Mesoamérica y Nueva España, una sucesión de grandes arquitectos y albañiles (por algo muchos fueron masones) quisieron construir un país a propósito.
Y lo hicieron. Indios y castas convocados por un criollo felizmente traidor a su clase, jacobinos románticos, positivistas, caudillos que derrocaron a los positivistas en decadencia, científicos y humanistas que trabajaron con los caudillos: éstos y otros similares construyeron el país que de niño me enseñaron a amar, con un calendario de Juan Helguera frente a los ojos.
Pero algunos caudillos empezaron a hacer dinero y se aliaron a los viejos ricos. Sus cachorros abogados anudaron los lazos con los magnates, y los nietos economistas resultan aun peores, porque ya son por completo indiscernibles de los nietos de Don Gastón Billetes. Los caudillos venales comenzaron el asesinato que han concluido los economistas economistas, o sea los saqueadores con posgrado en la Ivy League, o sea los venales venales.
El asesinato ha sido consumado, y cómplices somos todos:
1) los sesentaiocheros que nos enseñaron a ser “irreverentes” con las estatuas del Paseo de la Reforma. Sobre todo, los que se cortaron la melena, se pusieron corbata y se volvieron apologistas de la “modernización”.
2) los ochenteros que alguna vez creímos en la “democracia sin adjetivos”. Sobre todo, los que diseñaron e instrumentaron las reformas que necesita el país. Cuál país, malditos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: