Muerte de civilizaciones: implosión o salvación desde el exterior


Children's toy from Mohenjo-daro. Located in t...

Children’s toy from Mohenjo-daro. Located in the National Museum in New Delhi. (Photo credit: Wikipedia)

 

  • Cuando las sociedades sedentarias eran pequeñas ( poca población, poca riqueza, poco espacio ocupado), estaban más o menos aisladas, de manera que terminaban destruidas por sus contradicciones internas y/o por el agotamiento de recursos, o por alguna catástrofe natural, como grandes erupciones volcánicas.
    • He estado leyendo sobre varios ejemplos, referidos a las primeras sociedades agricultoras, sin escritura, en After the Ice, de Steven Mithen, 2006.Catálogo de Harvard University Press: http://www.hup.harvard.edu/catalog.php?isbn=9780674019997. Ejemplo espectacular: la civilización de Mohenjo-Daro y Harappa: no hay consenso acerca de si fue destruida por los invasores arios; y para saber si, por ejemplo, el dios Siva está representado en su arte, y por lo ende tuvo continuidad con la civilización india propiamente dicha,haría falta descifrar su escritura Ver http://presencias.net/indpdm.html?http://presencias.net/miscel/ht4043.html.
    • Ross Gandy, en Introducción a la sociología histórica marxista, Era, 1978, p.57, siguiendo a otros autores, señala que el sistema económico romano se estaba desintegrando sin transitar hacia nada nuevo, y que fueron los bárbaros quienes lograron encaminarlo (brutalmente) hacia el nuevo modo de producción feudal.
  • Cuando crecieron y empezaron a tener contactos frecuentes entre sí, la “decadencia” dejó de llevarlas a la destrucción, porque empezaron a ser conquistadas y absorbidas, o revitalizadas, desde el exterior. Pensemos en el anterior ejemplo: el imperio romano.
  • Y cuando algunas sociedades empezaron a ser todavía más grandes en población, extensión y recursos, comenzaron a poder conquistar sociedades que aún no eran decadentes; y no las asimilaban, sino que las destruían, o al menos lo intentaban (confrontemos, por un lado, la conquista de Grecia por Roma, la del imperio romano por los bárbaros, y la del oriente bizantino y el imperio persa por el Islam, con la conquista de América, por otro lado).
  • Pero hoy ya todas las sociedades forman un solo sistema, una “economía mundo”. Si es verdad que ya no hay espacio externo para nuestra expansión, entonces tampoco hay un exterior desde el cual puedan venir los bárbaros a salvarnos, como en el poema de Kavafis. Parece que, en cierto modo, hemos vuelto a la situación inicial: nuestra civilización morirá en solitario, dejando algunos restos aislados, desorganizados e inestables; hasta que de ellos surja un mundo radicalmente nuevo, el cual nos habrá olvidado, o conservará de nosotros recuerdos tan fabulosos como los de Jericó, Micenas y Teotihuacan.
Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: