Notas a “Poesía ―¿pura?― plena” de Gilberto Owen


(1) Henri Bremond (1865-1933). Crítico literario, historiador y eclesiástico francés. Miembro de la Academia Francesa. Amigo de filósofos renovadores y de teólogos del movimiento modernista, condenado por el Vaticano. Abandonó la Compañía de Jesús. De sus libros, los pertinentes aquí son Prière et poésie (1925) y La Poésie pure : Un débat sur la poésie. La poésie et les poètes (1926) (con Robert de Souza).

(2) Paul Souday, 1869-1929, otro crítico literario francés.

(3) Alude a Edgar Allan Poe.

(4) Alusión a una metáfora propuesta por el filósofo Immanuel Kant en la Crítica de la razón pura, de 1781. “La paloma ligera que hiende en su libre vuelo los aires, percibiendo su resistencia, podría forjarse la representación de que volaría mucho mejor en el vacío. De igual modo abandonó Platón el mundo sensible, porque éste pone al entendimiento estrechas limitaciones y se arriesgó más allá, en el espacio vacío del entendimiento puro, llevado por las alas de las ideas. No notó que no ganaba camino alguno con sus esfuerzos; pues no tenía, por decirlo así, ningún apoyo, ninguna base sobre que hacer fuerzas y en que poder emplearlas para poner el entendimiento en movimiento. Es un destino habitual de la razón humana en la especulación, el acabar cuanto antes su edificio y sólo después investigar si el fundamento del mismo está bien afirmado” (Introducción, tomado de http://es.wikisource.org/wiki/Cr%C3%ADtica_de_la_raz%C3%B3n_pura:_Introducci%C3%B3n).

(5) Alusión a la teoría de la relatividad general de Einstein. Hablando con franqueza, ignoro cuánta pertinencia tenga.

(6) Wikipedia: “En un laboratorio de química, una retorta es un recipiente, generalmente de vidrio, que se usa en la destilación de sustancias. Consiste en una vasija esférica con un “cuello” largo inclinado hacia abajo”. Lo importante, aquí, es la importancia de dicho instrumento para la antigua disciplina de la alquimia, que recibió gran atención por algunos poetas desde el romanticismo. El contemporáneo Jorge Cuesta fue llamado “el más triste de los alquimistas”.

(7) Paul Claudel, poeta francés, simbolista católico, 1868-1955. Escribió sobre Rimbaud. Max Jacob, 1876-1944, Poeta cubista francés; de origen judío, murió en un campo de concentración nazi. Autor de poemas en prosa enigmáticos y de gran sentido del humor, cuya afinidad con los de Owen ha sido advertida.

(8) Aquí, sinónimo de “hipnotizador”. Viene de las teorías que, a principios del s. XIX, identificaban o relacionaban el electromagnetismo, la fuerza vital que supuestamente otorgaba la vida a los seres orgánicos, y la hipnosis. Muy atractivas para los románticos, suscitó, por ejemplo, el cuento “El magnetizador” de E. T. A. Hoffmann, así como “El caso del señor Valdemar” de Edgar A. Poe.

(9) Cita de uno de los más famosos poemas de Mallarmé, L’Azur. Puede leerse aquí; no es difícil hallar traducciones.

(10) “El genio es una larga paciencia”: Conde de Buffon, naturalista y escritor francés, 1707-1788.

(11) Uno de los ensayos capitales de Mallarmé.

(12) Alusión al becerro de oro al que los judíos se hallaban adorando cuando Moisés bajó del Sinaí con las Tablas de la Ley, en el Éxodo.

(13) Famosa novela de G. K. Chesterton, escritor inglés que realizó el milagro de hacer propaganda católica con originalidad, ingenio y sentido del humor. Admirado por Borges, quien le dedica un conocido ensayo. Esta novela en particular, traducida por Alfonso Reyes, aúna gran diversión con gran profundidad.

(14) Alude un ensayo del cual ya he subido algunos fragmentos. Véase aquí.

(15) Los filósofos románticos disitnguieron a la caprichosa fantasía de la imaginación, facultad humana que conforma nuestra percepción de la realidad y es afín a los poderes creadores de Dios y de la Naturaleza. Véase La imaginación, de Mary Warnock, breviario del FCE (no lo tengo ahora a la mano).

(16) Jean Giraudoux (1882-1944), narrador y dramaturgo francés. Benjamín Jarnés (1888-1949), narrador y crítico español. Fernand Crommelynck (1886-1970) dramaturgo de origen belga.

(17) Metáfora recurrente en los Contemporáneos. El ejemplo más conocido, Muerte sin fin de José Gorostiza.

(18) De Desvelo, su primer libro de poesía. Recogido en las Obras del FCE.

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: