Petrarca: “Quando entre otras señoras a desora…”


 

 

 

 

c. 1483-1485

c. 1483-1485 (Photo credit: Wikipedia)

 

Nunca estudié italiano. Pero este poema es transparente incluso para quienes no poseemos “dos onzas de la lengua toscana”. Para quien se tome la molestia, un diccionario y un conjugador. Lo acompaño por dos traducciones: la del generoso y anónimo traductor de Wikisource, y la de Enrique Garcés (1591), juzgada como la mejor por el primero. Si alguna vez fuiste enamorado, entenderás con claridad este soneto.

El fragmento de Botticelli que ilustra la entrada es una Virgen María; sin embargo…

Dedicado a todas las mujeres que me enamoraron desde los 12 años, incluida la última; pero sin excluir ni siquiera a las imaginarias.

 

Quando fra l’altre donne ad ora ad ora
Amor vien nel bel viso di costei,
quanto ciascuna è men bella di lei
tanto cresce ‘l desio che m’innamora.

I’ benedico il loco e ‘l tempo et l’ora
che sí alto miraron gli occhi mei,
et dico: Anima, assai ringraziar dêi
che fosti a tanto honor degnata allora.

Da lei ti vèn l’amoroso pensero,
che mentre ‘l segui al sommo ben t’invia,
poco prezando quel ch’ogni uom desia;

da lei vien l’animosa leggiadria
ch’al ciel ti scorge per destro sentero;
sí ch’i’ vo già de la speranza altero.

 

Traductor anónimo de Wikisource:

 Cuando, entre otras damas, de hora en hora,
Amor viene en el bello gesto de ella,
cuanto es cada una de ellas menos bella
así crece el afán que me enamora.

 Y yo bendigo el sitio, el tiempo, la hora
en que vieron mis ojos tal estrella,
y digo: «Alma, agradece la hora aquella,
pues fuiste a tanto honor merecedora:

 »de ella procede el dulce pensamiento
que con seguirlo al sumo bien te envía,
teniendo a poco lo que el resto ansía;

 »y de ella la animosa bizarría,
que te alza al cielo con tan recto intento
que voy de esta esperanza ya contento».

 

Trad. de Enrique Garcés (1591)

 SONETO 12

 Quando entre otras señoras a desora
Amor al lindo rostro desta viene,
quanta más hermosura qu’ellas tiene,
tanto más su desseo me enamora:

 Y bendigo el lugar, el tiempo y hora,
que a la alteza miré que me sostiene,
y a mi alma digo, alegre ser conviene
quien fue de tanto bien merescedora.

Della te viene el ánimo amoroso,
que por seguille al summo bien te guia
dexando lo que todo hombre dessea.

Della es el pensamiento venturoso,
que al Cielo va por más derecha vía,
tal que de una esperança alta me arrea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: