El caracol es una palabra concéntrica


El caracol es una palabra concéntrica. Avanza con lentitud rectilínea, pero en verdad se ahonda. La palabra caracol avanza por la lengua a los pensamientos, desciende al corazón, se funde con la sangre. Emerge por el centro de la sombra y se despliega, lenta flor, lenta voz: el caracol se vuelve una palabra centrífuga que florece en el centro de la noche como una luna solar, como una plata que al arder estalla en abejas consteladas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: