El agua que arde en el centro de la noche


El agua que arde en el centro de la noche
crepita en el centro del silencio,
canta en el seno de la muerte.
La luz que no irradia,
fluye,
la luz que tiene venas como sombra
y emerge en la playa de los párpados
como una hija inesperada,
como novia del encino,
como perfume de savias
que incendia la garganta que la acoge.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: