Como una hoja sobre las aguas


Los vigilantes me imponen sus rostros silenciosos, gélidos, vacuos. Paso como una hoja sobre las aguas.
Vuelvo la cabeza: miro sus nucas emplumadas, sus colas de reptil, sus brazos ocultos con premios y castigos.
De lejos se murmura un nombre. Las nubes en el horizonte son nuevas puertas, nuevos puertos llameantes.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: