Cora


Cuando las espigas dejan los campos
andan por la calle
y se niegan a inclinar la cabeza
      con su nuca reiteran al Sol
      y su silencio canta
      lo que calla el reloj de arena

Extraño mediodía descubrirá la noche
al hallar tu cabeza en el cielo de tu almohada
y enfebrecida cosechará los sueños
que se irán desgranando de tus labios y tu frente

Etiquetas:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: