Archive for octubre 28th, 2014

28 octubre, 2014

No es mi voz sino que mi voz fue abolida


No tienen otra ansia que salir a la luz del día.
Jorge Luis Borges

No es mi voz sino que mi voz fue abolida,
no, aprisionada,
raíz a la que le dijeron busca abajo
pero hoy sabe que lo que busca es aire
y mueve sus puntas como dedos zapapicos.
“Soy el Ciervo Celestial”, dice mi voz,
“y mi corona fulge en la noche interna,
mi corona de rubíes que gestó la noche,
que ignoran la lengua de sus dobles subterráneos;
y al abrirse mis labios,
mis dientes tajan como astillas de la espada que forjó la noche;
y quieren también salir,
tajar el aire de la tierra
porque la tiniebla de aquí es fofa:
no es como los mármoles translúcidos del alba.
Yo soy el Ciervo Celestial,
joya en el arca del ladrón
y fue el propio dueño quien se la dio a robar.
Éstos son mis párpados,
hechos para guardar a los hombres de mi lumbre;
pero si el hombre no peligra,
pobres son mis párpados”.
Y mi voz brama,
y se acoge en un hueco a la espera,
como una gran peste que aún no se declara,
pero que ha nacido,
pero que ha nacido,
pero que ha nacido.