Archive for enero, 2015

27 enero, 2015

Aclaraciones y rectificaciones


No me olvido de los pendientes. Por favor, Ma. Isabel Rojas, Molina Pineda, Vera Castro y Giorgio Vieira, tengan paciencia.

Los que entregaron exámenes sin nombre (creo que en Española del XX), no dejen de contactarme, por favor.

Anuncios
26 enero, 2015

Pleonasmos por escribir “bien”


Pleonasmos que no son fruto de la ignorancia o de la distracción ¡sino del propósito de escribir bien!:

  • “quienes constituyen el tema de nuestro razonar”, cuando basta con “quienes constituyen nuestro tema”;
  • “cuanto más se añada en materia de datos y noticias”: bastaría “cuanto más se añada en materia de datos”.

En un libro de hace décadas, clásico en su materia, cuya lectura siempre recomiendo (todo corrector sabe que abundan las obras, o por lo menos los originales, de contenido valioso pero estilo deplorable).

Etiquetas:
18 enero, 2015

Castigo de los enemigos de Ra


Los castigados […] yacen caídos de costado, con las almas destruidas y las sombras sangrientas.

  Libro de las Cavernas, Egipto, s. VIII a.C., en Erik Hornung, “Los agujeros negros vistos desde el interior. El infierno en el antiguo pensamiento egipcio”. Diógenes, núm. 165, 1997.

17 enero, 2015

Emiliano González: el estilo modernista


El modernismo tiende a eliminar al sustantivo, a la materia; busca lo evanescente, lo no tangible. Nombra todo aquello que rodea al objeto: evade, posterga la mención del objeto. Extiende al máximo los preliminares y rehuye el orgasmo.

Emiliano González, Almas visionarias. México: FCE: 1987 (Letras Mexicanas), p.54.

17 enero, 2015

Emiliano González: la prosa modernista


filleDescriba lo que describa, el resultado es siempre un diseño art nouveau. Esa ondulación perpetua, irregular, imita las estrategias del coito, el oleaje de aguas espesas y las nubes agitadas antes de la tormenta. Es un ámbito fluido, acuático y, también,vertiginoso.

Emiliano González, Almas visionarias (“Salamandra, 1919”, ensayo sobre el modernista Efrén Rebolledo). México: FCE, 1987 (Letras Mexicanas), p.54.

14 enero, 2015

Roberto Calasso: la Ninfa, la epifanía


Ninfa es la estremecida, oscilante, centelleante materia mental de la que están hechos los simulacros, los eídōla. Es la materia misma de la literatura. Cada vez que se acerca la Ninfa, vibra aquella materia divina que se plasma en las epifanías y se instala en la mente, potencia que precede y sostiene a la palabra. Desde el momento en que aquella potencia se manifiesta, la forma la sigue y se adapta, se articula según aquel flujo.

Roberto Calasso, La literatura y lo dioses. T.Edgardo Dobry. Barcelona: Anagrama, 2002 (Argumentos 287).

13 enero, 2015

Qué fuego de aire en los ojos de la sal


Qué fuego de aire en los ojos de la sal. Qué llanto gris en las alturas de la piedra. Qué sendero practicable en las líneas del fuego. Qué aire respirar en la casa de la noche. Con qué lengua decir cuanto nos mira la Luna. Con qué mano tomar lo que nos da el cielo. Con qué llama incendiar los castillos de la nada. Con qué día cortar la tela de la noche, coserla, a cuál dama de silencio deslizarla por el cuerpo, asir su mano, dejarse llevar a los dulcísimos abismos.

Etiquetas:
12 enero, 2015

Avisos, en una nueva categoría


 A partir de 2015-2, los avisos irán saliendo en notas de una categoría llamada, precisamente, Avisos.

11 enero, 2015

Frases hechas de las que deberíamos cuidarnos


Nota: Aquí no se trata de ridiculizar a los poderosos, como en Por mi madre, bohemios. Mi objetivo es, simplemente, ponernos en guardia contra ciertas frases hechas que suelen asecharnos a todos-los-que-nos-dedicamos-a-estas-cosas, ya seamos escritores, académicos o periodistas, del más novato al más experimentado.
No creo que las frases hechas sean condenables en sí; pero muchas sean desgastado con el uso, y por ello se limitan a quitarle fluidez al discurso, cuando no dañan su eficacia o su estética. Yo mismo acabo de incurrir en una de ellas, creo: decir que suele asecharnos tal o cual error.

  • El más ilustre escritor español (o mexicano, finlandés, vietnamita, de la Tierra Media…)
  • Esta magnífica obra (en trabajos universitarios)

    • Generalmente nos ocupamos de obras cuyo valor está bien reconocido. Aparte de que “magnífico” es uno de los adjetivos menos informativos que hay: ¿es magnífica por la belleza de las imágenes, por la sensualidad del lenguaje, por una aguda observación de la realidad social…?
  • Fulano fue testigo de su tiempo
    • Todos los que no estamos en coma somos testigos de nuestro tiempo. Hasta la mayor víctima de la incultura y la desinformación capta lo que ocurre en su tiempo (cómo lo asimile, ya es otro problema). Y tampoco nos salvamos si lo hemos llamado “testigo de su tiempo” debido a que dejó un registro de su testimonio: ¿cuántos testigos tiene cada época de la civilización?
  • La nicaragüense Gioconda Belli se vale de la literatura para romper tabúes (La Jornada de Enmedio, 7 de noviembre de 2014, portada)
    • “Romper un tabú” es una hipérbole que ya estamos usando para cualquier cosa, incluso sin darnos cuenta de que es eso, una hipérbole, una exageración que debería ser expresiva. Salirse de un lugar común, criticar una idea recibida, en rara ocasión “rompe un tabú” o es “transgresor”.
  • La premiada hispanista
    • Esto sería pertinente sólo si la distinción obtenida se relacionara directamente con la obra que estamos citando o comentando. Y entonces deberíamos aclarar a cuál reconocimiento nos referimos.
  • Obra representativa de su época
    • Valorar una obra por ser “representativa de su época” es propio de criterios estéticos vigentes en el siglo XIX, pero que ya perdieron esa vigencia (yo no creo que ideas, actitudes, etc., sean erróneas sólo por ser decimonónicas). Desde una perspectiva contemporánea, lo que hace valiosos al Quijote o al Primero sueño es, precisamente, aquello que los lanza más allá de su tiempo.
8 enero, 2015

“Verne corregido por Baudelaire”: Emiliano González


image

Huysmans da la impresión de ser un Julio Verme corregido por Baudelaire o viceversa: las maquinarias del progreso incipiente son puestas al servicio de los placeres intelectuales y sensuales de un viejo esteta insensibilizado por razones oscuras.

Emiliano González, “Salamandra, 1919”, en Almas visionarias, FCE, 1987 (Letras Mexicanas).