Archive for marzo, 2015

31 marzo, 2015

La móvil textura del fuego


Columna ardiente en fuego…

Dios envía su mensajero a un santo. Acostumbrado recorrido místico, en el que se expone la armonía universal. Dios poeta, músico, arquitecto… El mensajero muestra una columna al místico, una columna magnífica, hermosa, fuerte, cuya importancia para el orden cósmico es tan evidente, que el viajero nada tiene que preguntar. El guía le dice que acerque un poco el oído a la columna. Suena como una tempestad en el océano. Luego, le toma la mano y la pone sobre la absoluta blancura de aquella superficie. El místico la retira de inmediato: no sólo se ha quemado, también ha conocido la móvil textura del fuego. Ahora sí tiene preguntas, pero el mensajero le impide expresarlas diciendo: “Éste es Satán”.

Anuncios
Etiquetas:
30 marzo, 2015

Historias feudales


En muchos lugares, el señor exterminaba a los siervos. No salía ya de su castillo. No ofrecía más banquetes ni batallas. En derredor, las mieses iban convirtiéndose en maleza y luego bosque. Se podía aún decir que estaba vivo, sólo porque en ocasiones se asomaba por las troneras.
En otros feudos estallaban rebeliones, el señor era asesinado y los siervos se adueñaban del castillo. Y como nadie cultivaba la tierra, su ocupación era el pillaje. Pronto, sus correrías los diezmaban hasta no dejar más que un hombre solitario, encerrado en el alcázar, y que a veces se asomaba por las troneras.

Etiquetas:
29 marzo, 2015

En medio del Jardín…


En medio del Jardín, bajo el reciente cielo y sobre la tierra niña, se está pudriendo un cadáver. Puede llegar a ser lo primero que Eva y Adán conozcan de la vida. Es un residuo de cierta Creación anterior, cuya mención omite el Espíritu en el Libro. Está allí porque Dios no quiere atender a pequeños detalles. Prefiere dejarlos en manos de los ángeles, costumbre que los tiene muy atareados -como en este momento, cuando muchos han pasado ya junto a la carroña sin que ninguno haya siquiera advertido la peste.

Etiquetas:
29 marzo, 2015

Luca Giordano: El rapto de Europa


Giordano Luca - Rape of Europa - GJ-9967

Europa le ha tocado con sus manos divinas
cuando cruzó las ondas sobre el celeste toro…

Rubén Darío, “Caracol”, Cantos de vida y esperanza

29 marzo, 2015

Nicolas Poussin: Paisaje con Polifemo


Poussin Nicolas - Landscape with Polyphemus - GJ-1186

28 marzo, 2015

Ciegas


Una casa muy vieja, muy grande.
En ella hay una niña ciega.
Sabe que en la casa no hay en absoluto nadie más, excepto -en otra ala, en otro corredor, muy lejos- otra niña. Ciega. Ella puede escuchar, de vez en cuando, ecos de los pasos de la otra, de alguna palabra, de los ruidos que causa al tropezar con los muebles. Y la está buscando: camina de un lado para otro, la llama, se pregunta si lo que oye son respuestas, tira cosas y las rompe.
Y pasan horas y horas y horas; y las niñas no se encuentran.

Etiquetas:
28 marzo, 2015

Georges Bataille: La prostitución sagrada


En principio, la prostitución sólo es una manera de consagrarse. Ciertas mujeres […] se convertían en instrumento de un trabajo doméstico, en particular agrícola. A otras, la prostitución las transformaba en objetos del deseo masculino; […] anunciaban el instante que, en el abrazo, no había nada que no desapareciera […]. En la prostitución más antigua, si la prostituta recibía sumas de dinero o cosas preciosas, era como don; y ella empleaba los dones que recibía para sus gastos suntuarios y para los aderezos que la harían más deseable. Aumentaba así el poder que desde el comienzo había tenido de atraer hacia sí los dones de los hombres más ricos. La ley de ese intercambio no era, pues, la transacción mercantil. […] Esta suerte de intercambio […] se abría a la desmesura. La provocación del deseo quemaba; podía consumir hasta su fin la riqueza; podía consumir la vida de aquel cuyo deseo provocaba.

Georges Bataille, El erotismo. T. A. Vicens. Anagrama, 2008.

27 marzo, 2015

Cassap


But the dancing people called her Cassap, which meant somebody very wise, in the old language.

Arthur Machen, The white people

Huí de la cierva. Su mirada hacía comprender que en el relámpago hay un centro vacío y oscuro, donde nada se mueve. Niña del estanque. Era terrible, vulnerable.

(Dicen que la voz de la cierva. La cierva murmuró los versos de su encantamiento a las montañas ciegas, y les enseñó los ritos que ellas bailan por las noches.)

Cuán duro respirar la caricia de aquel aire amusgado. Cómo era inhóspita aquella gracia. No quise escuchar su voz. Mejor añorarla. Mejor antiguos y dudosos relatos, Manuscrito hallado en las manos de un caminante muerto.

Etiquetas:
26 marzo, 2015

José Juan Tablada: “En el parque”


Viñeta de Julio Ruelas

Un último sonrojo murió sobre tu frente…
Caíste sobre el césped; la tarde sucumbía,
Venus en el umbroso confín aparecía
y rimando tus ansias sollozaba la fuente.

¿Viste acaso aquel lirio y cómo deshacía
una a una sus hojas en la turbia corriente,
cuando al eco obstinado de mi súplica ardiente
respondiste anegando tu mirada en la mía?

Ya en la actitud rendida que la caricia invoca
tendiste sobre el césped tus blancos brazos flojos
vencida por los ruegos de mi palabra loca.

Y yo sobre tu cuerpo cayendo al fin de hinojos
miré todas las rosas sangrando entre tu boca
¡y todas las estrellas bajando hasta tus ojos!

De El florilegio, 1898-1904

25 marzo, 2015

Roberto Calasso: “El metro es el yugo de la palabra”


El metro es el yugo de la palabra. Como la mente, manas, no puede evitar disiparse en sus volubles movimientos, como un mono que salta de una rama a la otra, salvo que sea uncida (y toda disciplina de la mente, toda yoga, es ante todo un “yugo”), de esta forma la palabra, vāc, la omnipresente, la que asedia, aquella que ” sopla como el viento, invistiendo todos los mundos”, acepta el dejarse ceñir por los metros, adornarse con ellos como si fueran vestidos abigarrados y desarrollarse en una escansión predeterminada de sílabas.

Roberto Calasso comentando los libros sagrados de la India en La literatura y los dioses. T. Edgardo Dobry. Anagrama, 2002.