Cassap


But the dancing people called her Cassap, which meant somebody very wise, in the old language.

Arthur Machen, The white people

Huí de la cierva. Su mirada hacía comprender que en el relámpago hay un centro vacío y oscuro, donde nada se mueve. Niña del estanque. Era terrible, vulnerable.

(Dicen que la voz de la cierva. La cierva murmuró los versos de su encantamiento a las montañas ciegas, y les enseñó los ritos que ellas bailan por las noches.)

Cuán duro respirar la caricia de aquel aire amusgado. Cómo era inhóspita aquella gracia. No quise escuchar su voz. Mejor añorarla. Mejor antiguos y dudosos relatos, Manuscrito hallado en las manos de un caminante muerto.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: