Tenga una hoz tu silencio


para L. P.

Tenga una hoz tu silencio
que me arranque de la sombra,
y con mi raíz goteante de savia somnolienta
siémbreme a tu orilla,
como a una zarza de lumbre y aguacero.
¿Habrá en ti un rayo
que encienda la piedra de mi ojo
y la enseñe a mirarte con el hierro
que pide tu ámbito de trébol y corolas?
Sea yo el cuervo
convidado al festín de tus estíos
y aprenda los cantos que la noche
labra en la hoguera de tu boca.
O sea yo el perro
que te encuentre al resol en descampado
y reciba así la dentellada
de tu gozo entre el pirul y el hormiguero.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: