Jean Lorrain (1856-1906)


image

Drian: ilustración para Monsieur de Bougrellon, 1927

Y las noches que dedicaba a recorrer los salones, se empolvaba los bigotes, que eran rubios y hermosos, con una extraña mezcla de polvos azules y de oro. De lejos, se hubiera jurado que era un escarabajo, un escarabajo de Egipto posado sobre una rosa encarnada, pues hasta el último momento de su vida tuvo los labios rojos, tanto, que parecían pintados con sangre de corazones.

Jean Lorrain, Tríptico. T. Carlos de Batlle. París: Ollendorf, s/a. Del remate de la biblioteca ¡de una escuela secundaria privada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: