Donde no queden ojos será la vista


No hay espejos para mirar a Dios

El premio al desmembrado será la vista
Allí donde no queden ojos
será la mirada
Allá donde el párpado
recibe la huella de la ausencia
ahí será la llegada del vacío

Sus ojos traspasaban el mundo porque no había quien los detuviese
Gimieron para pedir una mano que los cegara
Los misericordes del sueño levantaron el muro
y desde entonces nos resguarda la sombra

El seno de la noche se acompasa al respirar
y el Sol lo besa pájaro noctívago

No hay rama para ahorcarse donde crece el fuego
El humo germinará para abrazarnos
En los brazos del humo se ve claro el vacío
y el pueblo de figuras que lo habita
—es el corazón callado de la zarza
como un fuego sin dios tras un Moisés imberbe

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: