En la playa del fin


Canto que emerge de los huesos dispersados
o voz navaja que hace surcos en el aire

Este sol edifica el alcázar del vacío
como un niño quieto en el centro de la noche

Los palacios de la sombra crecen con el árbol
donde germinan los ojos de los niños nuevos
El ámbar es un ojo que se perdió en abismos
que se hundió hasta el sargazo

No hay torre que guarde en su puño el ámbar
El insecto subsiste osamenta de lo eterno

Se entierra un esqueleto para que germine árbol
Se espera el fruto de la punta de sus dedos
un cráneo abierto a la intemperie de la noche
Como el fuego brotará el encino
A su copa bajará a mirar el Sol
y las llamas crecerán
áureas y vibrantes como vírgenes

El látigo busca la espalda como el pan a la boca
Una chispa emergerá del pedernal de tu vértebra
y no habrá luz con quien no puedas desposarte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: