Libro de sueños


No hay el sueño
sólo esta mirada que se prende a las cosas
y las consume de encarnizada plenitud
de ásperas ráfagas insomnes
Las sumerge en el cuenco de la Luna
las corroe en la negra
profundidad mayor de las alturas
Hay sólo este jabalí del pensamiento
sólo el tigre de la sangre
y este absorto pez de ojo en llamas
Las cosas

florecida corola cineraria

se agolpan al borde
de los generosos racimos de la muerte
Cantan el embriagado tacto
de las profecías que se cumplen
la cálida marea de los advenimientos
su paso a la silente
y espaciosa libertad de las ausencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: