Deseo de salmo y profecía 6


¿Por qué has levantado hacia nosotros
este gran viento al que llamamos ángeles,
tumultuosa luz que llamamos luz,
tu amor herido de voces y bosques y murmullos
como un espíritu de tierra, si es de árbol,
como un árbol, si es luz que baja y se prende a los árboles,
como una llama que canta el principio de los días
y el amante de la luna, su raptor y su piloto?
Yo no sé dónde empiezan estos mares
que llaman a mi puerta con todos sus dragones,
y caballos, y doncellas como luces que sonríen
y sueñan sobre el lecho del silencio.
Y cuando la oscuridad sea tuya,
sé que la has de conducir a que pazca.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: