En Marte (sueño)


Marte está siendo colonizado. Ya se ha intentado hacerlo antes, pero lo han impedido las maldiciones lanzadas por las antiguas civilizaciones del planeta.
Camino por el desierto marciano. Atrás de mí van tres adolescentes. Uno de ellos me inspira simpatía y le pregunto qué estudia. Él me dice el nombre de los estudios que está cursando, nombre que no me aclara mucho. Ha respondido con una ingenua altivez, como importándole poco si le entiendo o no.
Pero sí entiendo que estudia para obtener no sé qué grado en cierto escalafón. Yo le pregunto: ¿en el ejército o en la policía? Su contestación es otra vez ingenua, orgullosa y confusa. Entonces interviene amistosamente un anciano que va por nuestro camino, un general del ejército, el cual explica que el cuerpo al que quiere pertenecer está a medio camino entre lo militar y lo policíaco, y es de rescate. En broma, quizá para ayudarme, se vuelve al chico y le dice con expresión severa: «Yo soy mucho más que tú» (es decir: mi rango es muy superior al que vas a obtener).
Nos separamos al llegar a un puerto de viajes espaciales, semejante al Coliseo de Roma. Allí escucho a un piloto recordar versos de un poema de los nativos de Marte: «Porque he cortado ambas rosas de ambos lados (de la misma planta)».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: