Nombrar a la amada


Habrá que medir tu altura en palomas
y tu cintura en instantes.

Habrá que salir a buscar yerbas
para nombrar tus párpados.

Cómo tañen las noches su voz en tu cuerpo,
cómo tu garganta se vela de invisibles parvadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: