Falso corrido de la muerte de Polifemo


El fuego que arde como un párpado
eternamente torturado por su ojo,
maceración del sueño,
piltrafa de pigmeos, Polifemo,
cerro de amargales y viznagas
donde falsetean de noche los grillos y el silencio.
Polifemo desmembrado,
putrefacto al sol de la insanía,
soñante de ninfas como nubes
llevadas por el sueño de los vientos.
Polifemo descarnado por machetes
de quienes buscan partes aún comibles,
machacan la víbora en la yerba,
se sientan bajo un árbol seco y beben.
Tus costillas brillarán de noche
como un barco abandonado en altura inhabitable,
parador de tordos, refugio de lagartos,
la araña tenderá una cuerda
de una a otra punta, cazará moscardos.
Las ninfas te huyen como nubes.
Son blancas, ríen, el deseo las dista
como allá lejos el principio de la cordillera,
como el vuelo de los gavilanes que perdió
la era donde no hay conejos.
Son iguales al pastor que enciende
para asar la tuza el hueco de un pirul,
bebe su aguardiente, escupe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: