Gaviota, nube, nada


Sueño un mar en el que me disuelvo.
Sueño un mar en cuyo horizonte soy gaviota, nube, nada. Y he sentido la brisa al despertar.
Sueño un mar que me habla desde una caracola. He seguido su eco, he despertado al pie de la espiral.
Y sin embargo el mar me rechaza, y las olas huyen mis pies;
se disipa la brisa, no deja en mí nariz ni un átomo de sal;
y el umbral de la caracola se cierra almeja, y no me admite nunca en su interior.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: