About

 

Bienvenidos. Mi nombre es Raúl Aguilera. El objetivo original de este blog es servir de apoyo para los cursos que imparto en la carrera de Lengua y Literaturas Hispánicas, en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Este objetivo se mantiene, pero hace poco decidí emplear este blog para albergar también los poemas que publiqué en la bitacora La tierra es oscura, más los que vaya agregando; así como las reflexiones que subí al blog Notas desde la decadencia, dedicadas a reflexionar sobre el estado presente de la civilización (tarea que preferiría dejar en manos de los expertos; pero las calamidades que nos rodean y la confusión que me trastorna me obligan a pensar sobre estas cuestiones). Claro, estas reflexiones también se irán acrecentando, en la categoría que destiné a esa tarea: Aquí y ahora.

33 comentarios to “About”

  1. Buenas tardes Profesor. Estoy cursando con Usted Española del S. XX. Hoy encontré este artículo en el Reforma y pensé que podría ser de interés.

    Cd. de México (28 octubre 2016).- Ramón del Valle-Inclán no dejó memorias ni diarios. “Era un hombre muy chapado a la antigua, consideraba que su fuerza estaba en su misterio”, afirma su biógrafo Manuel Alberca.

    Al tiempo que ocultaba su intimidad, el escritor se dedicó a fabular su vida. Excesivo, contradictorio, era “un gran mentiroso”, alguien que iba siempre por la libre, sostiene el investigador, Premio Comillas con La espada y la palabra. Vida de Valle-Inclán.

    Militante del carlismo, la ultraderecha española, creía en la justicia social. “Eso lo llevó a posiciones aparentemente de izquierda, pero no lo eran”, subraya otro de sus biógrafos, su nieto Joaquín del Valle-Inclán.

    En su obra descubre un tema recurrente: las víctimas inocentes. Lo mismo en las novelas Tirano Banderas y la serie El ruedo ibérico, dice, que en la obra Luces de bohemia. “Es una metáfora para denunciar la injusticia, la desigualdad”.

    Para Joaquín, su abuelo era una persona reservada, que creó una imagen ficticia de sí mismo. Aunque fue un padre cariñoso, en la familia no se solían contar anécdotas.

    “Cuando muere en Santiago de Compostela, en enero de 1936 (por un cáncer de vejiga), los únicos que estaban en la habitación eran sus dos doctores y mi padre, (su hijo mayor Carlos), pero ninguno de los tres dijo jamás lo que pasó”.

    Su genialidad como escritor radica en la innovación permanente, sostiene su nieto. “Esa capacidad de independencia, de hacer la literatura en la que cree, me parece admirable”.

    Nacido en una familia burguesa hace 150 años, Valle-Inclán fue un mal estudiante que abandonó la carrera de Derecho. Desde su juventud, apunta Alberca, unía a una “lengua afilada” un carácter pendenciero.

    A México llegó en un primer viaje el 8 de abril de 1892 por un afán de aventura, según creen sus biógrafos, aunque la críptica explicación del escritor fue “porque tenía la intrigante y mística x”.

    Se hospedó en los hoteles el Bazar y Humboldt, en el Centro, y trabajó en los periódicos El correo español y La raza latina, dirigidos a la colonia española, y en El Universal. En noviembre viaja a Veracruz como redactor de La crónica mercantil.

    En febrero de 1893, un juez lo condena a 15 días de prisión “por llevar y traer recados” en un duelo de honor, que libra con una multa. Al mes siguiente toma el vapor Montevideo en Mérida, en lugar de embarcarse en Veracruz. Según escribe Alberca, pudo hacerlo “para burlar el control de la Policía o la justicia”.

    “La experiencia de México es decisiva: conoce el modernismo, del que en España pocos sabían, y esto le abre los ojos sobre su vocación literaria”, señala el biógrafo. Tras su paso por el País concluye que no dilapidará su talento en las redacciones, porque “escribir en los periódicos avillana el estilo”.

    México quedó grabado como un “hito” en su vida personal, asegura Alberca. Cuando regresa en 1921, invitado como “huésped de honor” a los festejos por el centenario de la consumación de la Independencia, ya es un autor célebre.

    Valle-Inclán, que en el pasado manifestó su admiración por Porfirio Díaz, defiende en su segundo viaje la reforma agraria del Presidente Álvaro Obregón, en oposición a los intereses de los residentes españoles. “Se dejaba llevar por el momento, era alguien que se aclimataba muy bien a las circunstancias”.

    Una de las exageraciones en torno al escritor es su pobreza. “Siempre tuvo una casa y servicio doméstico”, asegura su nieto. También mentía sobre la razón de que en 1899 le amputaran el brazo izquierdo por encima del codo. Fue en una pelea de café, relata Alberca, cuando el bastón con contera de hierro del periodista Manuel Bueno hizo estallar la masa ósea de su antebrazo.

    Su obra tardó en ser valorada, cuenta Joaquín, debido a la dictadura franquista. “Los represores, además de feroces, eran idiotas. En 1938 hay un oficio de la Policía buscando a un tal Ramón del Valle-Inclán por prosoviético, y estaba más que muerto”.

    A los lectores les recomienda la que es considerada una de las primeras y mejores novelas de dictadores latinoamericanos. “Sugiero leer Tirano Banderas, entrar por el plato fuerte”.

  2. Buenas tardes Profesor. Estoy cursando con Usted Española del Siglo XX. El día de hoy encontré este artículo, pensé que podría ser de interés. Es del periódico Reforma.

    Cd. de México (28 octubre 2016).- Ramón del Valle-Inclán no dejó memorias ni diarios. “Era un hombre muy chapado a la antigua, consideraba que su fuerza estaba en su misterio”, afirma su biógrafo Manuel Alberca.

    Al tiempo que ocultaba su intimidad, el escritor se dedicó a fabular su vida. Excesivo, contradictorio, era “un gran mentiroso”, alguien que iba siempre por la libre, sostiene el investigador, Premio Comillas con La espada y la palabra. Vida de Valle-Inclán.

    Militante del carlismo, la ultraderecha española, creía en la justicia social. “Eso lo llevó a posiciones aparentemente de izquierda, pero no lo eran”, subraya otro de sus biógrafos, su nieto Joaquín del Valle-Inclán.

    En su obra descubre un tema recurrente: las víctimas inocentes. Lo mismo en las novelas Tirano Banderas y la serie El ruedo ibérico, dice, que en la obra Luces de bohemia. “Es una metáfora para denunciar la injusticia, la desigualdad”.

    Para Joaquín, su abuelo era una persona reservada, que creó una imagen ficticia de sí mismo. Aunque fue un padre cariñoso, en la familia no se solían contar anécdotas.

    “Cuando muere en Santiago de Compostela, en enero de 1936 (por un cáncer de vejiga), los únicos que estaban en la habitación eran sus dos doctores y mi padre, (su hijo mayor Carlos), pero ninguno de los tres dijo jamás lo que pasó”.

    Su genialidad como escritor radica en la innovación permanente, sostiene su nieto. “Esa capacidad de independencia, de hacer la literatura en la que cree, me parece admirable”.

    Nacido en una familia burguesa hace 150 años, Valle-Inclán fue un mal estudiante que abandonó la carrera de Derecho. Desde su juventud, apunta Alberca, unía a una “lengua afilada” un carácter pendenciero.

    A México llegó en un primer viaje el 8 de abril de 1892 por un afán de aventura, según creen sus biógrafos, aunque la críptica explicación del escritor fue “porque tenía la intrigante y mística x”.

    Se hospedó en los hoteles el Bazar y Humboldt, en el Centro, y trabajó en los periódicos El correo español y La raza latina, dirigidos a la colonia española, y en El Universal. En noviembre viaja a Veracruz como redactor de La crónica mercantil.

    En febrero de 1893, un juez lo condena a 15 días de prisión “por llevar y traer recados” en un duelo de honor, que libra con una multa. Al mes siguiente toma el vapor Montevideo en Mérida, en lugar de embarcarse en Veracruz. Según escribe Alberca, pudo hacerlo “para burlar el control de la Policía o la justicia”.

    “La experiencia de México es decisiva: conoce el modernismo, del que en España pocos sabían, y esto le abre los ojos sobre su vocación literaria”, señala el biógrafo. Tras su paso por el País concluye que no dilapidará su talento en las redacciones, porque “escribir en los periódicos avillana el estilo”.

    México quedó grabado como un “hito” en su vida personal, asegura Alberca. Cuando regresa en 1921, invitado como “huésped de honor” a los festejos por el centenario de la consumación de la Independencia, ya es un autor célebre.

    Valle-Inclán, que en el pasado manifestó su admiración por Porfirio Díaz, defiende en su segundo viaje la reforma agraria del Presidente Álvaro Obregón, en oposición a los intereses de los residentes españoles. “Se dejaba llevar por el momento, era alguien que se aclimataba muy bien a las circunstancias”.

    Una de las exageraciones en torno al escritor es su pobreza. “Siempre tuvo una casa y servicio doméstico”, asegura su nieto. También mentía sobre la razón de que en 1899 le amputaran el brazo izquierdo por encima del codo. Fue en una pelea de café, relata Alberca, cuando el bastón con contera de hierro del periodista Manuel Bueno hizo estallar la masa ósea de su antebrazo.

    Su obra tardó en ser valorada, cuenta Joaquín, debido a la dictadura franquista. “Los represores, además de feroces, eran idiotas. En 1938 hay un oficio de la Policía buscando a un tal Ramón del Valle-Inclán por prosoviético, y estaba más que muerto”.

    A los lectores les recomienda la que es considerada una de las primeras y mejores novelas de dictadores latinoamericanos. “Sugiero leer Tirano Banderas, entrar por el plato fuerte”.

  3. Hola profesor, tengo una deuda pendiente para acabar la carrera con la materia de Neoclasicismo y Romanticismo del plan 79, y ahora me he enterado que ha cambiado el plan y solo tengo hasta el próximo semestre para que que no tenga que pedir mi cambio al nuevo plan. Necesito alguna orientación acerca de qué hacer para presentarme al extraordinario en diciembre con usted. Espero no le moleste que lo contacte personalmente para exponerle mi caso. Saludos

  4. Hola Profesor, busco reincorporarme a la vida estudiantil después de un largo receso, pero este semestre no alcance a escribirme, aún así quiero trabajar algunas materias en extraordinarios. Cursé con usted varios materias, entre ellas Siglos de Oro II, la cual ya no alcancé a terminar, me gustaría saber cuales son los trabajos que deberé entregar para poder presentarla en extraordinario.

    Muchas gracias y un abrazo

  5. Estimado profesor:

    El lunes pasado lo busqué para el extraordinario EA de Retratos de los Contemporáneos. ¿Puedo hacer los cuestionarios sobre Los Contemporáneos Ayer de Guillermo Sheridan y Poesía y alquimia de Jaime García Terrés? La otra cuestión: le comenté que el examen era el lunes 4, pero revisando el comprobante de inscripción, corroboré y es el día 11. ¿Me presento el 4 o el 11 en la hora y sitio acordados?

  6. Buenas tardes maestro, cursé con usted Siglos de Oro II el semestre pasado y estoy preocupada porque no aparece mi calificación. Gracias anticipadas, le envío un saludo.

  7. Maestro Raul. Curse la materia de Siglo de Oro II el semestre pasada 16-1. Le entregue los dos cuestionario y el trabajo final y como calificación tengo NP. ¿Es posible corregir el error? Le agradecería si pudiera darme un correo para contactarlo. Saludos cordiales.

    • Lo siento por el error. Ya revisé mi paquete de exámenes y demás y tu NP fue un vil dedazo. Introduciré la corrección en el periodo de rectificaciones. Sólo esperaré un poco más por si más tarde aparecen dudas de otros alumnos.

  8. Hola profesor, soy de la clase de Española del siglo xvii y xviii. Quería ver si es posible que le pueda enviar mi segundo cuestionario y trabajo final por correo (creo que no tengo su correo) o necesariamente debo llevárselo el viernes a la hora de clase. Muchas gracias🙂

  9. Hola profesor, podría recomendarme algo de bibliografía secundaria para La vida es sueño, se lo agradecería muchísimo, Saludos.

    • Saludos. Siempre es un buen punto de partida comenzar por obras generales de calidad, como Ruiz Ramón, Federico: Historia del teatro español, 7a edición, Cátedra, 1988. Es la ed. que sugiero en este blog, pero si encuentras una más reciente en nuestras bibliotecas será mejor.
      Debemos acostumbrarnos a usar los catálogos en línea, comenzando por el nuestro, Librunam: http://librunam.dgbiblio.unam.mx:8991/F/?func=find-b-0&local_base=mx001. En una búsqueda rápida, hallé algo que suena suculento: El concepto de la vida en el teatro de Lope de Vega, William Shakespeare, Calderon de la Barca, por Laura Ana Leo de Belmont (Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, 1984.
      También debemos habituarnos a usar los portales de autor de la Biblioteca Virtual Cervantes; por supuesto, hay uno dedicado a Calderón: http://www.cervantesvirtual.com/bib/bib_autor/Calderon/.

  10. Profesor buenas noches, tengo una duda sobre los cuestionarios, estoy en clase de siglos de oro 1, mi pregunta es si los cuestionarios son de alguna obra relacionada con, por ejemplo, La celestina o ¿puedo responder el cuestionario con alguna obra sobre humanismo o que esté relacionada con la filosofía de los siglos de oro 1, es decir, bibliografía secundaria?. Gracias.

    • Disculpa que se me pasara responderte, he estado un poco presionado últimamente y yo no soy de los que pueden decir “trabajo mejor bajo presión”.
      Sí, cualquiera de las opciones que propones es pertinente. Eso sí, debes tomar en cuenta que la filosofía predominante en la España del XVI era la escolástica. Investigadores de la UNAM, como Ambrosio Velasco (ex director de nuestra facultad) y Mauricio Beuchot se han ocupado de los pensadores españoles y novohispanos de esos tiempos.
      Si te ocupas de pensadores de otros países, toma en cuenta su relación, o falta de ella, con el mundo hispánico. Considera, por ejemplo, que la Contrarreforma puso a la monarquía hispánica al margen de los cambios que llevaron a la Revolución Científica.

  11. Buenas noches profesor, estoy cursando con usted Siglos de Oro II, el pasado lunes no lo vimos en el salón correspondiente, disculpe las molestias, quisiera saber cuándo es la fecha límite para entrega de reseñas y dónde lo podemos localizar, de antemano agradezco todas sus atenciones.

  12. Maestro, me gustaría presentar los extraordinarios de Literatura española s.XX y de Análisis de textos en el periodo EA, pero por cuestiones laborales prefiero trabajarlos con tiempo durante las vacaciones intersemestrales. ¿Qué debo hacer?, ¿qué actividades tendría que entregar para cada materia?
    Muchas gracias por su tiempo y por el blog, realmente me ha auxiliado en varias actividades.

  13. Estimado profesor:
    Estoy en su clase de Análisis de textos. Le escribo con mucha pena para decirle que no pude terminar mi reseña. Con respeto le pregunto si puedo entregar dicha reseña y hacer el examen la próxima semana (9 de junio).

  14. Hola profesor, curso con ud Modernismo Hispanoamericano y tengo una duda : tenemos que entregar el día 30 una reseña o un trabajo y además presentar ese mismo día el examen , o estoy confundida, me ayuda por favor.
    Gracias

  15. Hola maestro. Fui alumna de usted en dos clases: Siglos de Oro II y Española del XVII Y XIX, por desgracia no pude presentar mis trabajos y reseñas a tiempo, enferme y no pude terminarlos. Me gustaria saber si puedo entregarlos para la primera ronda de extras de 2014. Saludos

  16. Profesor Raúl. El diá 11 de noviembre corresponde la lectura del Quijote. pero también dice entrega del informe de lectura con base en las reseñas. Tenía entendido que la primer reseña fue el 30 de septiembre y que la siguientes son el día 2 de diciembre. Mi pregunta es ¿se tiene que entregar un informe de lectura ese día o omitimos esa indicación?

  17. Estimado profesor, le escribo para que sea tan gentil de darme su dirección electrónica y luego de escribirle, pueda saber mi calificación final.
    Aprovecho para agradecerle por el curso que nos dio, pues era muy interesante y retroalimentativo cuando nos leía y luego se comenzaba a comentar sobre lo leído y usted nos enriquecía con su análisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: