Posts tagged ‘literatura cubana’

13 mayo, 2014

VerbiClara: “blog sobre poesía, historia…”


“Blog sobre poesía, historia, lengua española, y otros temas de Santa Clara, Villa Clara y Cuba”, en palabras de su autora.

fondo3

Anuncios
7 marzo, 2014

José Martí: esperanza en la inmortalidad del alma


 

Jean Delville (Belgian, 1867-1953), "Orph...

Jean Delville (Belgian, 1867-1953), “Orpheus” (Photo credit: sofi01)

¿Quién no sabe que la lengua es jinete del pensamiento, y no su caballo? La imperfección de la lengua humana para expresar cabalmente los juicios, afectos y designios del hombre es una prueba perfecta y absoluta de la necesidad de una existencia venidera.

 

75

 

¡La vida humana no es toda la vida! La tumba es vía, no término. La mente no podría concebir lo que no es capaz de realizar; la existencia no puede ser juguete abominable de un genio maligno.

 

76

 

“Pról. al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, p.59-78. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556)

 

Enhanced by Zemanta
7 marzo, 2014

Arte y autenticidad en poesía: José Martí


ecosystem/flora/Wild Jasmine(Jasminum malabaricum)

ecosystem/flora/Wild Jasmine(Jasminum malabaricum) (Photo credit: satshot2010)

Desde hace mucho se ha señalado y exaltado la densa y a la vez luminosa cualidad aforística de la prosa de Martí (me basta usar dos adjetivos para sentir la insuficiencia frente al estilo martiano; pero tenía que decir lo que dije). Para estos fragmentos del “Prólogo al Poema del Niágara“, donde Martí enuncia toda una arte poética, elegí una presentación por medio de incisos: como en otras ocasiones, para subrayar las ideas nucleares del texto; mas también, ahora, para hacer notar esa cualidad de su estilo, sentencioso en el buen y viejo sentido de la palabra.

  • No hay placer como éste de saber de dónde viene cada palabra que se usa, y a cuánto alcanza; ni hay nada mejor para agrandar y robustecer la mente que el estudio esmerado y la aplicación oportuna del lenguaje.
  • Siente uno, luego de escribir, orgullo de escultor y de pintor.
  • [Pérez Bonalde] gusta, por descontado, de que el verso brote de su pluma sonoro, bien acuñado, acicalado, mas no se pondrá como otro, frente al verso, con martillo de oro y buril de plata, y enseres de cortar y de sajar, a mellar aquí un extremo, a fortificar allí una juntura, a abrillantar y redondear la joya,
  • El verso es perla.
  • No han de ser los versos como la rosa centifolia, toda llena de hojas, sino como el jazmín de Malabar, muy cargado de esencias.
  • La hoja debe ser nítida, perfumada, sólida, tersa. Cada vasillo suyo ha de ser un vaso de aromas. El verso, por donde quiera que se quiebre, ha de dar luz y perfume.
  • Han de podarse de la lengua poética, como del árbol, todos los retoños entecos, o amarillentos, o mal nacidos, y no dejar más que los sanos y robustos, con lo que, con menos hojas, se alza con más gallardía la rama, y pasea en ella con más libertad la brisa y nace mejor el fruto.
  • Pulir es bueno, mas dentro de la mente y antes de sacar el verso al labio.
  • El verso hierve en la mente, como en la cuba el mosto. Mas ni el vino mejora, luego de hecho, por añadirle alcoholes y taninos; ni se aquilata el verso, luego de nacido, por engalanarlo con plumas y aderezos. Ha de ser hecho de una sola pieza y de una sola inspiración,porque no es obra de artesano que trabaja a cordel, sino de hombre en cuyo seno anidan cóndores, que ha de aprovechar el aleteo del cóndor.

“Prólogo al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556), p.73-74

Enhanced by Zemanta
6 marzo, 2014

Libertad política y libertad interior: José Martí


Las convenciones creadas deforman la existencia verdadera, y la verdadera vida viene a ser como corriente silenciosa que se desliza invisible bajo la vida aparente.

68

Asegurar el albedrío humano; dejar a los espíritus su seductora forma propia; no deslucir con la imposición de ajenos prejuicios las naturalezas vírgenes; ponerlas en aptitud de tomar por sí lo útil, sin ofuscarlas, ni impelerlas por una vía marcada. ¡He ahí el único modo de poblar la tierra de la generación vigorosa y creadora que le falta!

68

Las redenciones han venido siendo teóricas y esenciales; es necesario que sean efectivas y esenciales.

68-69

Toca a cada hombre reconstruir la vida: a poco que mire en sí la reconstruye.

69

¡Reo es de traición a la naturaleza el que impide, en una vía u otra, y en cualquier vía, el libre uso, la aplicación directa y el espontáneo empleo de las facultades magníficas del hombre!

69

“Prólogo al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, p.59-78. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556).

6 marzo, 2014

Poesía, hombre y Naturaleza: José Martí


niagara falls #0006

niagara falls #0006 (Photo credit: workinpana)

¡El poema está en el hombre, decidido a gustar todas las manzanas, a enjugar toda la savia del árbol del Paraíso y a trocar en hoguera confortante el fuego de que forjó Dios, en otro tiempo, la espada exterminadora! ¡El poema está en la naturaleza, madre de senos próvidos, esposa que jamás desama, oráculo que siempre responde, poeta de mil lenguas, maga que hace entender lo que no dice, consoladora que fortifica y embalsama!

69

Lo que el Niágara cuenta; las voces del torrente; los gemidos del alma humana; la majestad del alma universal; el diálogo titánico entre el alma impaciente y la naturaleza desdeñosa; el clamor desesperado de hijo de gran padre desconocido, que pide a su madre muda el secreto de su nacimiento.

70

El oleaje simultáneo de todo lo vivo, que va a parar, empujado por lo que no se ve, encabritándose y revolviéndose, allá en lo que no se sabe.

70

“Pról. al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, p.59-78. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556).

Enhanced by Zemanta
6 marzo, 2014

Modernidad y democratización de la cultura: José Martí


Ahora los árboles de la selva no tienen más hojas que lenguas las ciudades; las ideas se maduran en la plaza en que se enseñan, y andando de mano en mano, y de pie en pie. El hablar no es pecado, sino gala; el oir nos herejía, sino gusto y hábito, y moda. Se tiene el oído puesto a todo; los pensamientos, no bien germinan, ya están cargados de flores y de frutos, y saltando en el papel, y entrándose, como polvillo sutil, por todas las mentes: los ferrocarriles echan abajo la selva; los diarios la selva humana.

64

El periódico desflora las ideas grandiosas. Las ideas no hacen familia en la mente, como antes, ni casa, ni larga vida. Nacen a caballo, montadas en relámpago, con alas. No crecen en el comercio de una mente sola, sino por el comercio de todas.

64-65

Asístese como a una descentralización de la inteligencia. Ha entrado lo bello a ser dominio de todos. Suspende el número de buenos poetas secundarios y la escasez de poetas eminentes solitarios.

66

“Prólogo al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, p.59-78. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556)

6 marzo, 2014

Simbolismo en poesía y muerte de Dios: José Martí


Menguada cosa es lo relativo que no despierta el pensamiento de lo absoluto. Todo ha de hacerse de manera que lleve a la mente a lo general y a lo grande. La filosofía no es más que el secreto de la relación de las varias formas de existencia.

71

Con el corazón necesitado de adorar, con la razón negada a la reverencia; creyente por instinto, incrédulo por reflexión.

71

Lo pasado, ¡todo es castillo solitario y armadura vacía!; lo presente, ¡todo es pregunta, negación. cólera, blasfemia de derrota, alarido de triunfo!; lo venidero, ¡todo está oscurecido en el polvo y vapor de la batalla!

71

“Pról. al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, p.59-78. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556)

6 marzo, 2014

Poesía y titanismo romántico: José Martí


Luzbel

Luzbel (Photo credit: Foul Raccoon)

¡Halla un monte de agua que le sale al paso; y, como lleva el pecho lleno de combate, reta al monte de agua!

71

Ya Luzbel, ya Prometeo, ya Ícaro.

72

Están todos los hombres de pie sobre la tierra, apretados los labios, desnudo el pecho bravo y vuelto el puño al cielo, demandando a la vida su secreto.

78

“Prólogo al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, p.59-78. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556)

Enhanced by Zemanta
6 marzo, 2014

Latiguillo Art Nouveau en la prosa de José Martí


Su estrofa fue esta vez como la ola que nace del mar agitado, y crece al paso con el encuentro de otras olas, y se empina, y se enrosca, y se despliega ruidosamente, y va a morir en espuma sonante y círculos irregulares y rebeldes no sujetos a forma ni extensión; acá enseñoreándose de la arena y tendiéndose sobre ella como triunfador que echa su manto sobre la prisionera que hace su cautiva; allá besando mansamente los bordes cincelados de la piedra marina caprichosa; quebrándose acullá en haces de polvo contra la arista enhiesta de las rocas.

“Prólogo al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas. Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556), p.73

Enhanced by Zemanta
6 marzo, 2014

José Martí: la poesía como experiencia iniciática


English: Fountain of Orpheus in Madrid.

English: Fountain of Orpheus in Madrid. (Photo credit: Wikipedia)

¡Evoca al Dios del antro; húndese en la cueva limosa: enfríase en torno suyo el aire; resurge coronado de luz; canta el hosanna!

“Prólogo al Poema del Niágara de Juan A. Pérez Bonalde” (1881). Ensayos y crónicas, Madrid: Cátedra, 2004 (Letras Hispánicas, 556), p.72

Enhanced by Zemanta