Posts tagged ‘literatura mexicana’

14 junio, 2017

Larga vida al poeta Raúl Renán (1928-2017)


El poeta Raúl Renán (Mérida, 1928 – Ciudad de México, 2017) ha fallecido. Siempre me es difícil decir algo concreto, significativo, sobre las personas a las que quiero, admiro o respeto, cuando alguna ocasión impone el decir algo. Ya vendrá, o ha empezado, el diluvio de homenajes, retratos y críticas merecidos por el autor; otros más capaces que yo se ocupan de la tarea.
Quiero y debo, sin embargo, dejar constancia de que, en la burbuja de vida que me ha tocado habitar, Raúl Renán ha sido siempre una presencia generosa, aunque esporádica. Lo conocí a mediados de los 90, en la Casa del Poeta Ramón López Velarde. Un libro mío estaba a punto de ser “publicado” (en lo mío, el verbo casi siempre merece comillas), pero aún faltaba el texto de cuarta de forros de algún autor prestigiado que le diera su aval. De los poetas de esa colección, yo era (y sigo siendo) el menos capaz en relaciones públicas. Carmen Nozal, entonces a cargo de la institución, se dirigió de inmediato a Renán, quien se hallaba en ese momento en el salón de usos múltiples. Y el poeta yucateco aceptó escribir esa pequeña pero valiosa presentación, con prontitud, sencillez y generosidad supremas.
Hay que tomar en cuenta el carisma de quien se lo pidió, poderosa poeta y mujer digna de ser retratada por maestros del manierismo o del barroco. Pero el caso es que, desde entonces, cada vez que nos encontramos, siempre hubo en el trato de Raúl Renán la misma calidez y la misma generosidad. Fueron pocas veces. No lo busqué (tiendo a perder de vista a la gente). Pero siempre quedó en mi vida la huella de un poeta que, como Antonio Machado, tenía derecho a decir “soy, en el buen sentido de la palabra, bueno”.
Y hasta aquí mi seco y prescindible homenaje. Buen viaje a través de la memoria nuestra, Raúl Renán.

Anuncios
2 febrero, 2016

La poesía mexicana en vísperas del modernismo


Manuel_Ocaranza_-La flor muerta 1868-2

Manuel Ocaranza: La flor rota, 1868

Al caer la tarde
Joaquín Arcadio Pagaza (1839-1918)

Van en tropel cruzando los bermejos
celajes el espacio; la campaña
pueblan las sombras; y los riscos baña
tardo el Sol con los últimos reflejos.

En medio, Lauro, a los copudos tejos
que sombríos coronan la montaña,
descasa Filis, cuya la cabaña
fue que en ruinas vislumbras no muy lejos.

Aquella claridad que surge ahora
ciñendo el mar, de céfiros ladrones,
la hueste que perfumes atesora,

y este plañir tenaz de los alciones,
¡cuánto agradaban, cuánto, a mis pastora…!
…¡Apiádate de mí!… ¡No me abandones!

Los naranjos (fragmento)
Ignacio Manuel Altamirano (1834-1893)

Perdiéronse las neblinas
En los picos de la sierra,
Y el sol derrama en la tierra
Su torrente abrasador.
Y se derriten las perlas
Del argentado rocío,
En las adelfas del río
Y en los naranjos en flor.

Del mamey el duro tronco
Picotea el carpintero,
Y en el frondoso manguero
Canta su amor el turpial;
Y buscan miel las abejas
En las piñas olorosas,
Y pueblan las mariposas
El florido cafetal.

(…)

A Gloria (fragmentos)
Salvador Díaz Mirón (1853-1928)

No intentes convencerme de torpeza
con los delirios de tu mente loca:
mi razón es al par luz y firmeza,
firmeza y luz como el cristal de roca.

(…)

Fiando en el instinto que me empuja,
desprecio los peligros que señalas.
«El ave canta aunque la rama cruja,
como que sabe lo que son sus alas».

(…)

¡Alumbrar es arder! ¡Estro encendido
será el fuego voraz que me consuma!
La perla brota del molusco herido
y Venus nace de la amarga espuma.

Los claros timbres de que estoy ufano
han de salir de la calumnia ilesos.
Hay plumajes que cruzan el pantano
y no se manchan… ¡Mi plumaje es de esos!

(…)

¡Confórmate, mujer! Hemos venido
a este valle de lágrimas que abate,
tú, como la paloma, para el nido,
y yo, como el león, para el combate.

16 junio, 2015

Un mapa poético de México en Poemaria


instantánea1

22 junio, 2014

Valle-Inclán y A. Reyes: “La libertad se engendra entre rayos”


English: Painting of Taking of Zacatecas, the ...

English: Painting of Taking of Zacatecas, the largest battle of the Mexican Revolution (Photo credit: Wikipedia)

Usted maldice, con todas las conciencias honradas, al falso apóstol que se espanta de que la libertad se engendre entre rayos, y se asusta de las guerras civiles. (“¡Las más legítimas de todas!”, he oído gritar al bravo Unamuno en una asamblea).

Alfonso Reyes, “Valle-Inclán a México” (Madrid, agosto de 1921), en Tertulia de Madrid. México: Espasa-Calpe, 1949 (Austral 901).

1 junio, 2014

Alfonso Reyes: un retrato ¿cubista? de Valle-Inclán


Bagaría, El Sol, Madrid, 7 de enero de 1936

Bagaría, El Sol, Madrid, 7 de enero de 1936

Don Ramón es una figura rudimental, de fácil contorno: el mirarlo incita a dibujarlo; con dos circulitos y unas cuantas rayas verticales queda hecha su cara (quevedos y barbas); y con cuatro rectas y una curva su mano derecha (índice, cordial, anular, meñique y pulgar). Cara y mano: lo demás no existe, o es sólo un ligero sustentáculo para esa cara y esa mano. De hecho, nada más necesita el maestro definidor: la cara es el dogma y la mano es el comentario.

Alfonso Reyes: “Valle-Inclán”, teólogo”, Tertulia de Madrid.

13 mayo, 2014

José Gorostiza: “Épodo”


Crystal Whorls

Crystal Whorls (Photo credit: Anua22a)

Esa palabra que jamás asoma
a tu idioma cantado de preguntas,
esa, desfalleciente,
que se hiela en el aire de tu voz,
sí, como una respiración de flautas
contra un aire de vidrio evaporada,
¡mírala, ay, tócala!
¡mírala ahora!
¡mírala, ausente de toda palabra,
sin voz, sin eco, sin idioma, exacta,
mírala cómo traza
en muros de cristal amores de agua!

Del poema frustrado

Enhanced by Zemanta
3 mayo, 2014

El sitio terrible de cada estrella


Mandala

Mandala (Photo credit: Wikipedia)

…El contorno definitivo de la constelación del alma y el sitio terrible de cada estrella.

Alfonso Reyes, “Juan Ramón y la antología”, 1922. Tertulia de Madrid.

Enhanced by Zemanta
1 mayo, 2014

Juan Ramón y su Obra según Alfonso Reyes


Español: Retrato de Juan Ramón Jiménez, poeta ...

Español: Retrato de Juan Ramón Jiménez, poeta español, realizado por Joaquín Sorolla. (Photo credit: Wikipedia)

El arte de Juan Ramón Jiménez está cifrado en esta poesía:

¡Palabra mía eterna!
¡Oh, qué vivir supremo
—ya en la nada la lengua de mi boca—,
oh, qué vivir divino
de flor sin tallo y sin raíz,
nutrida, por la luz, con mi memoria,
sola y fresca en el aire de la vida!

[…] Sin nada pasajero o accidental, nada que se vaya con el cuerpo a la tumba. Donde la palabra eterna quiere decir , no un elogio que el poeta se aplique a sí propio, sino una actividad permanente, hecho nítido, todo de hoy, todo vital, sin curiosidades arqueológicas, sin pasado, íntegramente valioso en todos los momentos presentes; y, en suma, el misterio lógico de la perfección como lo define Santo Tomás: acto puro, sin blanduras de potencia o de posibilidades dormidas: acto puro, realización absoluta.

Pero meditemos sobre todo —oh maestros y oficiales de la palabra— en la “flor sin tallo y sin raíz”, que es también la flor absoluta: la belleza que persigue Platón, arrancada ya a todo los órdenes de necesidad —tallo y raíz— que la sustentan y nutren por abajo; fin último de la creación de las cosas, y única justificación de Dios ante los Titanes que lo interrogan.

[…] Mientras vivimos —repetía Rodó— nuestra personalidad está sobre el yunque. Tal es la doctrina de la vida como una perenne educación —ideal de Goethe—. Mientras vive el poeta —nos dice Juan Ramón Jiménez— el libro, la obra, tienen que reflejar una mudanza constante, progresando en grados de excelencia. Tal es la filosofía de la vida como una creación perenne.

No basta: la vida toda del creador debe exhalar un poema solo, en que cada instante rinda su tributo necesario al conjunto. Todas las poesías de un poeta —continúa pensando Juan Ramón—son fases de una sola poesía. Y de aquí la doble necesidad, por una parte, de revisar  continuamente cada verso, cada página y cada libro, de suerte que cada nueva edición desespere a los eruditos con sus mil problemas de variantes y retoques […]; y, por otra parte, de reorganizar incesantemente el conjunto de obras —la Obra— buscando el contorno definitivo de la constelación del alma y el sitio terrible de cada estrella.

[…] No concibo tarea más heroica, tarea más alta, más digna de emplear las fuerzas de un hombre, aun cuando de paso le imponga un sacrificio constante y un diario ejercicio de renunciación.

[…] La fuerza de rechazar —dice Juan Ramón— mide la capacidad moral de un hombre, en el orden de la conducta; mide la verdad de su estilo, en el orden del arte; mide, finalmente, en el orden de su vitalidad, el peso de su creación. Por eso parece que se queda algo aislado todo el que escoge; algo recluido. Sólo se le ve en ciertos sitios —los sitios ciertos—. Sólo habla con ciertos amigos —los amigos ciertos—. Sólo publica ciertos libros —los libros ciertos—.  Vive de lo fundamental: “Piedra y Cielo”. Busca sólo lo fundamental: “Eternidades”.

Alfonso Reyes, “Juan Ramón y la antología”, 1922. En Tertulia de Madrid. Colección Austral 901. Espasa-Calpe Argentina, 1950. 1a. ed. 1949, Bs. As., p.52-56.

Enhanced by Zemanta
6 abril, 2014

Francisco Tario: “Hoy tuve carta del ahogado…”


―Hoy tuve carta del ahogado ―dije. Y mi madre, que tendía la ropa al sol allá en el huerto de nuestra casa, me miró desganadamente como advirtiéndome: “No deberías gastarme esas bromas”. O: “Estás creciendo demasiado aprisa”.

Francisco Tario, “Un huerto junto al mar”, en Una violeta de más. México: Joaquín Mortiz, 1968.

13 marzo, 2014

Algunos tweets sobre el lenguaje de la “cultura” en México


“El relevo de las letras en México incluye” a cierta narradora. El Universal 9-03-2014. ¿A quién releva? ¿Quién se va para que ella entre?

————————————————————–

Nada contra esa autora… Tanto homenaje a Reyes, a JEP, etc., para escribir esas frases idiotas que no se deben a que sus autores sean tontos, sino a la mera observancia de un estilo que se impone sin que seamos conscientes.

——————————-

Uso un ejemplo de El Universal porque tengo el suplemento al lado de la compu, mas cualquier otro medio de prestigio serviría.

———————————–

Otro ejemplo, en La Jornada. Narrador (no recuerdo quién, pero de mi edad o más joven, prestigioso) critica el mito de que los aztecas eran vegetarianos. Por favor. Salvo algunos loquitos “mexicanistas” ¿quién cree eso? ¡Pero qué iconoclasta!

————————————–

Dicho al presentar una novela suya. Igual la idiotez era del reportero que escribió la crónica, no de él. Necesitaría buscar esa edición.

“El relevo de las letras en México incluye” a cierta narradora. El Universal 9-03-2014. ¿A quién releva? ¿Quién se va para que ella entre?

Etiquetas: