Posts tagged ‘Siglos de Oro 1’

17 febrero, 2017

“No puede el que os ha mirado…”


No puede el que os ha mirado
vivir con vos engañado.
Mirar vuestra hermosura
ha sido tan gran ventura,
que cualquier mal o tristura
que venga, es bien empleado.

Gabriel de Mena, Cancionero de Barbieri, principios del s. XVI

Anuncios
31 enero, 2017

Siglos de Oro 1: calendario de actividades 2017-2


apollo__daphne_september_2a

Apolo y Dafne, por L. Bernini, 1622-1627. Foto de Alvesgaspar (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)%5D, via Wikimedia Commons

Las preguntas de los cuestionarios se encuentran aquí.
Bibliografía para el curso, aquí. De ella pueden (y subrayo: pueden) elegir las obras sobre las cuales responder los cuestionarios.

Enero

30 Introducción al curso

Febrero

6 Asueto

13 El humanismo cristiano y la ciudad ¿cristiana?. Lectura: Erasmo de Rotterdam, Elogio de la locura.

20 Lectura: Fernando de Rojas, La Celestina.

27 Lectura: Lazarillo de Tormes.

Marzo

6 La nueva corte y la nueva cultura. Lectura: Baltasar de Castiglione, El cortesano, capítulos II (“…que lo primero que le pertenece al cortesano es ser de buen linaje”), IV (“…que le conviene ser diestro en el uso y ejercicio de las armas”) y IX (valor de la cultura en la formación del cortesano).

13 La poesía petrarquista española de Garcilaso a Fernando de Herrera. En esta nota del blog: Algunas notas del petrarquismo español. Entrega del primer cuestionario.

20 Asueto

27 Garcilaso de la Vega: Égloga III.

Abril

3 Introducción a fray Luis de León. Lecturas: “La escuela salmantina. Fray Luis León”, unidad 1 de la 2a parte de la Guía.

10 Asueto

17 La poesía de Fray Luis de León. Lectura: “Oda a Francisco de Salinas”.

24 Introducción a la literatura mística. Lecturas: unidad 2 de la 2a parte de la Guía, “La mística española”, y la “Gráfica de los siete círculos de luz”, de María Andueza, en la Selección de lecturas de Siglos de Oro 1.

Mayo

1 Asueto

8 La mística carmelita. Lectura: Santa Teresa de Jesús, Las moradas.

15 Asueto

22 San Juan de la Cruz. Introducción.

29 San Juan de la Cruz: Canciones entre el alma y el esposo.

Junio

5 Entrega de la segunda reseña y examen o trabajo final.

Etiquetas:
28 agosto, 2015

E. R. Curtius: los ejemplos en retórica


Exemplum (parádeigma) es término técnico de la antigua retórica, a partir de Aristóteles, y significa “historia que se inserta a manera de testimonio”. A esto se añade más tarde (desde ca. 100 a.C.) una nueva forma del ejemplo retórico, que tendría gran importancia en el futuro: el personaje ejemplar (eikón, imago), esto es, la “encarnación de cierta cualidad en una figura: Cato ille uirtutum uiua imago“. Cicerón (De oratore, I, xviii) y Quintiliano (XII, iv) encarecen al orador la necesidad de echar mano de ejemplos de la historia, la mitología y la leyenda heroica.

Curtius, Ernst. R.: Literatura europea y Edad Media latina, FCE, 1955, T. Margit Frenk y Antonio Alatorre, p.94.

28 agosto, 2015

E. R. Curtius: las sentencias en la poesía y la retórica de tradición clásica


En los poetas antiguos se encuentran cientos y miles de versos que condensan una experiencia psicológica o una norma de vida. Aristóteles estudio esos aforismos […] en su Retórica (II, xxi); Quintiliano los llamó sentencias (propiamente, “juicios”) porque se asemejaban a las resoluciones de las asambleas públicas (VIII, v, 3).

Curtius, Ernst. R.: Literatura europea y Edad Media latina, FCE, 1955, T. Margit Frenk y Antonio Alatorre, p. 92.

20 abril, 2015

Santa Teresa: “Ni se ve la lumbre, ni dónde está”


Entiende una fragancia -digamos ahora- como si en aquel hondón interior estuviese un brasero adonde se echasen olorosos perfumes; ni se ve la lumbre, ni dónde está; mas el calor y humo oloroso penetra toda el alma, y aun hartas veces, como he dicho, participa el cuerpo. Mirad, entendedme, que ni se siente calor, ni se huele olor, que más delicada cosa es que estas cosas, sino para dároslo a entender.

23 enero, 2015

Siglos de Oro 1: actualizado


Acabo de actualizar el calendario de actividades de Siglos de Oro 1. Quizá modifique algo más tarde.

Etiquetas:
19 agosto, 2014

Miguel Servet y Juan Calvino


Español: Huesca - Parque de Miguel Servet - Bu...

Español: Huesca – Parque de Miguel Servet – Busto de Miguel Servet, realizado por Blanca Marchán de Caso en 1976 (Photo credit: Wikipedia)

Después de la quema de Miguel Servet, Calvino preguntó ansiosamente si su víctima se había mantenido en su fe; y al decirle que sí, él replicó: “Hizo bien, yo habría hecho lo mismo”.

Américo Castro, La realidad histórica de España.

26 julio, 2014

“Y en luengos ramos vueltos se mostraban…”


image

(Apolo y Dafne, por Gian Lorenzo Bernini, 1598 – 1680). Tomado de http://losimprescindiblesdelarte.blogspot.com/2012/01/apolo-y-dafne.html

 

A Dafne ya los brazos le crecían
y en luengos ramos vueltos se mostraban;
en verdes hojas vi que se tornaban
los cabellos qu’el oro escurecían…

.
(Garcilaso de la Vega, Soneto XIII).

26 julio, 2014

Dafne y Apolo: escultura y soneto


Dafne y Apolo, por Jakob Auer, 1645 – 1706 austríaco.

Garcilaso de la Vega: Soneto XIII

A Dafne ya los brazos le crecían
y en luengos ramos vueltos se mostraban;
en verdes hojas vi que se tornaban
los cabellos qu’el oro escurecían;

de áspera corteza se cubrían
los tiernos miembros que aun bullendo ‘staban;
los blancos pies en tierra se hincaban
y en torcidas raíces se volvían.

Aquel que fue la causa de tal daño,
a fuerza de llorar, crecer hacía
este árbol, que con lágrimas regaba.

¡Oh miserable estado, oh mal tamaño,
que con llorarla crezca cada día
la causa y la razón por que lloraba!

1 junio, 2014

Francisco de la Torre: “Bella es mi ninfa” (soneto XXIII)


Bella es mi Ninfa, si los lazos de oro 
al apacible viento desordena; 
bella, si de sus ojos enajena 
el altivo desdén, que siempre lloro. 

Bella, si con la luz que sola adoro 
la tempestad del viento y mar serena; 
bella, si a la dureza de mi pena 
vuelve las gracias del celeste coro. 

Bella si mansa, bella si terrible; 
bella si cruda, bella esquiva, y bella 
si vuelve grave aquella luz del cielo, 

cuya beldad humana y apacible 
ni se puede saber lo que es sin vella, 
ni vista entenderá lo que es el suelo