Archive for ‘Aquí y ahora’

10 marzo, 2015

Lobo de corral y oveja con fauces de lobo


El hombre es ganado del hombre.
Nosotros somos nuestro mayor hato: el más abundante, el más productivo, el más oneroso.
El hombre es pastor, matarife, carnicero, cocinero del hombre. Pero todos somos ganado: el cocinero, el carnicero, el matarife y el pastor son también pastoreados, faenados, etc.
Nietzsche se equivoca al decir que el hombre de las clases dominantes, el “señor”, es lobo y no cordero.
Y el propio Nietzsche nos da argumentos para contradecirlo: el ” señor” es también producto de una selección artificial y de una formación, es decir, de una doma. El ser humano por naturaleza no es “señor”: ciertos humanos han sido entrenados para convertirse en lobos de corral, en perro que come perro, en ovejas con mandíbulas de lobo.
El “señor” es prisionero de esa previa selección y doma, es decir, de la sociedad, la cultura, la historia.
Sociedad, historia, cultura: doma.

Anuncios
9 diciembre, 2014

El maniqueísmo de los buenos y el simplismo de los rapaces


Quienes perciben la complejidad del mundo no buscan los matices, las contradicciones, los planos, los niveles, sino que éstos saltan frente a sus ojos.
Quienes perciben así la realidad se ven desbordados y paralizados, y quedan en desventaja frente a los que ven las cosas con mayor simpleza.
Quien ve sólo un aspecto de la realidad, tarda poco en tomar decisiones y actúa sin consideraciones hacia lo que no percibe (o percibe mal) porque no le interesa.
Y no me refiero nada más al simplismo de las convicciones morales, políticas o religiosas. También existe el simplismo de los codiciosos, los opresores y los violentos. Si quieren ver ejemplos, revisen las recientes declaraciones (y también los silencios) de los poderosos de México. Pero no las declaraciones que hacen “de cara a la nación “, sino las que emiten en foros y reuniones donde hablan sólo entre sus pares y, claro, las de sus redes sociales.
Pero no olvido que también existe el simplismo de los que buscan el bien, la justicia, etc., con sus duras consecuencias. Pasajes de la historia como la Revolución Mexicana y la Guerra Civil Española suelen poner de relieve estas realidades y llevarlas a sus extremos.

5 noviembre, 2014

Leyenda en la manta: Fue el narco estado


image

5 noviembre, 2014

43 velas en el Zócalo


image

5 noviembre, 2014

Llegando al Zócalo


image

5 noviembre, 2014

Luna y manifestantes


image

5 noviembre, 2014

Piensan que la rabia es el consuelo


image

5 noviembre, 2014

Reforma 5 noviembre


image

28 mayo, 2014

La globalización (pre)vista por Baudelaire


DAVOS/SWITZERLAND, 27JAN07 - Impression of the...

DAVOS/SWITZERLAND, 27JAN07 – Impression of the Annual Meeting 2007 of the World Economic Forum in Davos, Switzerland, January 27, 2007. Copyright World Economic Forum (www.weforum.org) swiss-image.ch/Photo by Benjamin Zurbriggen (Photo credit: Wikipedia)

[…] La ruina o el progreso universales no se manifestarán por medio de las instituciones políticas, sino por el envilecimiento de los corazones. ¿Tengo, acaso, necesidad de decir que lo poco que quede de política se debatirá entre los brazos del embrutecimiento general, y que los gobernantes, para sostenerse y crear un fantasma de orden, se verán obligados a recurrir a procedimientos que harían estremecer a nuestra humanidad de hoy, ya tan endurecida? […] Entonces, lo que se parezca a la virtud, ¿qué digo?, todo lo que no sea entusiasmo por Plutón será considerado como cosa ridícula. La justicia, si en esta afortunada época puede existir aún una justicia, sancionará a los ciudadanos que no sepan hacer fortuna. Tu esposa, ¡oh Burgués!, tu casta mitad, cuya legitimidad es para ti la poesía, introduciendo en la legalidad matrimonial una irreprochable infamia, guardiana vigilante y amorosa de tu caja de caudales, no será más que el ideal perfecto de la concubina. Tu hija, con una inocente virginidad infantil, soñará desde su cuna que se vende por un millón, y hasta tú mismo, ¡oh Burgués! —menos poeta aun que lo eres hoy— no encontrarás nada que oponer, no te lamentarás de nada. Porque en el hombre hay cosas que se fortifican y prosperan a medida que otras se debilitan y empequeñecen; y, gracias al progreso de esos tiempos venideros, no quedarán de tus entrañas más que las vísceras…

Charles Baudelaire, Fusées (Cohetes). T. de Rafael Alberti.

Enhanced by Zemanta
11 abril, 2014

Qué nos espera


  • Estoy cada vez más convencido de que, para el hombre y la mujer dispuestos a seguir las reglas y las formas (ley, moral laica o religiosa, sistema económico, pero también movimientos de liberación política) sólo puede esperarse un futuro de cada vez mayor opresión y tristeza causadas por esas mismas reglas y formas;
  • Cada vez más hombres y mujeres se enfermarán (quizá no físicamente) por “tratar de hacer las cosas bien”;
  • Cada vez más buscarán medios de aliviar el sufrimiento que, a la larga, serán destructivos;
  • Cada vez más, al desesperar, se volverán violentos;
  • Cada vez serán más los que no asimilen o no desarrollen, durante sus años formativos, las inhibiciones que nos impiden ejercer las formas de violencia más crueles contra los demás.

 

Etiquetas: