Posts tagged ‘literatura francesa’

23 noviembre, 2017

El pájaro, el halcón y el buda


Uno de los viejos budas anteriores a Sakia-Muni alcanzó el nirvana de un extraño modo. Un día vio un halcón que perseguía un pajarillo. Entonces le dijo al ave de presa: “Deja a esa linda criatura, te lo ruego; te daré de mi propia carne lo que pesa”. Inmediatamente bajó del cielo una pequeña balanza, y dio comienzo a la ejecución del trato. La avecilla se instaló cómodamente en uno de los platillos; en el otro, puso el santo una ancha tira de su carne, pero la flecha de la balanza no se movía. Trozo a trozo, fue pasando el cuerpo entero, sin que la balanza sufriese el más ligero estremecimiento. En el momento en que el último pedazo del cuerpo del santo hombre fue depositado en el platillo, éste descendió al fin, el pajarillo tendió su vuelo, y el santo entró en el nirvana. En cuanto al halcón, […] se sació de carne.

Ernest Renan, Recuerdos de infancia y juventud, Compañía General de Ediciones, 1951 (ed. original, 1883). T. Aurelio Garzón del Camino.

Anuncios
8 noviembre, 2015

Denise Jallais: Canción para un niño muerto (su hijo)


No debes tener miedo de la oscuridad
Ni de los gusanos
Por otra parte
Podrás jugar con la lluvia
Mirar crecer la hierba

No debes llevar tierra a tu boca
Sé bueno y esperáme
Por otra parte
Te regalaron flores
Para consolarte de ser tan pequeño
Y estar muerto

Les Lettres Françaises, 23 agosto 1951. T.  Max Aub.

31 agosto, 2015

“Un halo de muerte que hace odiosa su belleza” (G. Bataille)


La particularidad de la tentación es que lo divino ha dejado de ser sensible bajo su forma mística (ya sólo es inteligible). Lo divino sensible en aquel instante es de orden sensual, demoniaco si se quiere, y este demoniaco-divino, este divino-demoniaco propone lo msimo que el Dios hallado en la experiencia mística mayor propone, y lo propone más profundamente, puesto que el religioso preferiría la muerte real a caer en la tentación.
[…]
Debido a su pavor ―y al consiguiente rechazo― el objeto que atrae al religioso ya no tiene el mismo sentido que la reina que lleva al insecto a la muerte a plena luz: el objeto negado es a la vez odioso y deseable. Su atractivo sexual tiene la plenitud de su esplendor, su belleza es tan grande que mantiene al religioso en su arrobamiento. Pero este arrobamiento es en el mismo instante un temblor: lo rodea un halo de muerte, que hace odiosa su belleza.

“Mística y sensualidad” (sobre Mystique et continence, obra colectiva de 1952, Etudes Carmélitaines), Bataille, Georges: El erotismo, Tusquets, 2008, T. A. Vicens y Marie Paule Sarazin, p.242.

2 julio, 2015

Un elogio decadentista del barroco Diego Velázquez


Las Meninas, detallePor más que sus infantas tengan cabeza de cera y pelo de seda deshilachada, uno se puede enamorar de esas muñecas. En los rasos muarés de sus trajes se encuentran reflejos de autos de fe; y las rosas que sostienen desdeñosamente en sus manos son rosas enrojecidas con toda la sangre de los judíos degollados a la puerta de las catedrales. Y además ¡son tan deliciosamente escrofulosas!… Velázquez fue el pintor de las viejas aristocracias…, fue el fastuoso historiador de un fin de raza de reyes.

Jean Lorrain (1855-1906), Tríptico, París, Ollendorf, s/a.

28 marzo, 2015

Georges Bataille: La prostitución sagrada


En principio, la prostitución sólo es una manera de consagrarse. Ciertas mujeres […] se convertían en instrumento de un trabajo doméstico, en particular agrícola. A otras, la prostitución las transformaba en objetos del deseo masculino; […] anunciaban el instante que, en el abrazo, no había nada que no desapareciera […]. En la prostitución más antigua, si la prostituta recibía sumas de dinero o cosas preciosas, era como don; y ella empleaba los dones que recibía para sus gastos suntuarios y para los aderezos que la harían más deseable. Aumentaba así el poder que desde el comienzo había tenido de atraer hacia sí los dones de los hombres más ricos. La ley de ese intercambio no era, pues, la transacción mercantil. […] Esta suerte de intercambio […] se abría a la desmesura. La provocación del deseo quemaba; podía consumir hasta su fin la riqueza; podía consumir la vida de aquel cuyo deseo provocaba.

Georges Bataille, El erotismo. T. A. Vicens. Anagrama, 2008.

22 febrero, 2015

Georges Bataille: El hombre y la muerte: el árbol y las raíces


Entre la muerte y el rejuvenecimiento infinito de la vida no es posible hacer diferencias: nos apegamos a la muerte como un árbol se hunde en la tierra por una escondida red de raíces. Pero somos semejantes a un árbol “moral” que renegara de sus raíces.

Georges Bataille, Lo imposible. T. Margo Glantz. México: Coyoacán, 1996.

8 enero, 2015

“Verne corregido por Baudelaire”: Emiliano González


image

Huysmans da la impresión de ser un Julio Verme corregido por Baudelaire o viceversa: las maquinarias del progreso incipiente son puestas al servicio de los placeres intelectuales y sensuales de un viejo esteta insensibilizado por razones oscuras.

Emiliano González, “Salamandra, 1919”, en Almas visionarias, FCE, 1987 (Letras Mexicanas).

14 noviembre, 2014

“Envanécete de haber cogido con mi alma”: T. de Viau (1590-1626)


image Paris Bordone: Dama de rojo. Retrato de una cortesana renacentista. Hallado en http://venise.libertinage.free.fr/courtisanes.htm

Theóphile de Viau (1590-1626), poeta afín a nuestros barrocos, y parte del grupo de los libertinos.  Soneto donde la amante muerta regresa para hacer el amor una vez más. Se despide diciendo: “Te envanecías de haber jodido mi cuerpo; envanécete ahora de haber jodido mi alma”. Traducción y comentario de Octavio Paz: http://letraslibres.com/revista/poemas/soneto.

 

Je songeais cette nuit que Philis revenue,
Belle comme elle était à la clarté du jour,
Voulait que son fantôme encore fît l’amour,
Et que, comme Ixion, j’embrassasse une nue.

Son ombre dans mon lit se glisse toute nue,
Et me dit : «Cher Damon, me voici de retour ;
Je n’ai fait qu’embellir en ce triste séjour
Où depuis mon départ le sort m’a retenue.

«Je viens pour rebaiser le plus beau des amants ;
Je viens pour remourir dans tes embrassements !»
Alors, quand cette idole eut abusé ma flamme,

Elle me dit : «Adieu ! Je m’en vais chez les morts.
Comme tu t’es vanté d’avoir foutu mon corps,
Tu pourras te vanter d’avoir foutu mon âme»

5 noviembre, 2014

Georges Bataille: erotismo y vida interior


El erotismo es uno de los aspectos de la vida interior del hombre. En este punto solemos engañarnos, porque continuamente el hombre busca fuera un objeto del deseo. La elección de un objeto depende siempre de los gustos personales del sujeto; incluso si se dirige a la mujer que casi todos elegirían, lo que suele entrar en juego es un aspecto intangible, no una cualidad objetiva de esa mujer. Esa mujer podría no tener, si no nos afectase en nuestro ser interior, nada que forzase la preferencia.

Georges Bataille, El erotismo, p. 33. T. Antonio Vicens. Tusquets.

31 octubre, 2014

Arthur Rimbaud: Antique – Antigua


beardsley-satyrSolo por amor, porque ya sé que todos aquí estamos conscientes de Iluminaciones.

Gracieux fils de Pan ! Autour de ton front couronné de fleurettes et de baies tes yeux, des boules précieuses, remuent. Tachées de lies brunes, tes joues se creusent. Tes crocs luisent. Ta poitrine ressemble à une cithare, des tintements circulent dans tes bras blonds. Ton cœur bat dans ce ventre où dort le double sexe. Promène-toi, la nuit, en mouvant doucement cette cuisse, cette seconde cuisse et cette jambe de gauche.

T. de Ramón Buenaventura, hallada en http://www.lamaquinadeltiempo.com/Rimbaud/iluminac2.htm

rimbaud-antigua